Verdinas con langosta, la cocina tradicional asturiana más ligera en “La Hoja”

El sabor de Asturias en una receta única y representativa del establecimiento: las verdinas con langosta es uno de los platos más reconocidos de “La Hoja”, un clásico de la cocina asturiana en Madrid, en el que manda la calidad de las materias primas.

play Restaurante asturiano la Hoja en Madrid. Foto: EFEAGRO Cristian GerhardtRestaurante asturiano la Hoja en Madrid. Foto: EFEAGRO Cristian Gerhardt

Este plato se distingue por usar las verdinas, una variedad de fabe más pequeña y tierna, “una alubia más suave” perfecta “para gente que no puede tomar una buena fabada”, ha explicado a Efeagro el dueño y fundador de “La Hoja”, Francisco Rodríguez.

Junto a esta alubia “más ligera” se añade langosta al guiso: “La cola de la langosta troceada con la cáscara” evita el exceso de grasa, algo que distingue esta receta respecto a otros restaurantes, ha apuntado Rodríguez.

Las verdinas con langosta, una opción más ligera que la fabada

Las verdinas no necesita estar en remojo durante horas, ya que al ser más pequeñas se puede cocer, “en el momento, con agua”, característica que facilita la elaboración de esta receta.

“Se les agrega cebolla, unas hojas de laurel, una zanahoria, ajo y pimiento, y se pone a cocer muy lentamente durante dos horas; con un poquito de vino blanco se hace un sofrito, que se le va añadiendo a las verdinas, y a continuación la langosta”, ha detallado.

Plato de verdinas con langosta. Foto: EFEAGRO Cristian Gerhardt

Plato de verdinas con langosta en el restaurante La Hoja. Foto: EFEAGRO Cristian Gerhardt

Según reconoce, “a mí me gusta que lo que hago lo disfrute la gente o lo puedan hacer en su casa también”.

Fabes con almejas, merluza a la sidra o el solomillo al cabrales son otras de las especialidades de la casa, que le han valido el título de Embajador de la Cocina de Asturias del Principado, además de otros reconocimientos que decoran los muros del local.

Restaurante La Hoja

El actual emplazamiento de la “La Hoja” se inauguró el 23 de febrero de 1981 -el mismo día del golpe de Estado fallido del coronel Tejero-, pero sus orígenes se remontan a 1973, en el barrio de Antón Martín: “Son casi 45 años de mi vida detrás de un negocio, muchos empleados y muchas cosas”, ha afirmado Francisco Rodríguez.

Etiquetado con:
Publicado en: Gastronomía     Restauración

Twitter: efeagro

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.