El uso mundial de fertilizantes superará los 200 millones de toneladas en 2018

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) prevé que el uso mundial de fertilizantes supere los 200 millones de toneladas en 2018, un 25 % más que el registrado una década antes, en 2008.

Campo de cereales. Foto: Cedida por AnffeCampo de cereales. Foto: Cedida por Anffe

Así lo revela el informe “Tendencias y perspectivas mundiales de los fertilizantes para 2018”, en el que se concreta que en dicho año el nivel se sitúe en los 200,5 millones de toneladas.

En clave anual, el consumo mundial de fertilizantes aumentará un 1,8 % cada año hasta el 2018 y, además, la capacidad global de producción de fertilizantes, productos intermedios y materias primas seguirá al alza.

El uso de fertilizantes aumentará un 1,8% cada año

La FAO explicó en su estudio que a medida que el potencial para producir fertilizantes supere su uso, el balance potencial mundial -cantidad disponible sobre demanda real- crecerá para el nitrógeno, el fosfato y potasio, los tres principales fertilizantes del suelo.

El uso mundial de nitrógeno se prevé que aumente un 1,4 % cada año hasta 2018, mientras que el uso de fosfato se incrementará un 2,2 % y un 2,6 % el de potasio.

En comparación, se espera que la oferta de esos tres importantes elementos crezca un 3,7 %, un 2,7 % y un 4,2 %, respectivamente, según el informe de la FAO.

El estudio no hace previsiones sobre los precios futuros, pero indica que los precios de los fertilizantes, tras haber crecido en 2011, eran en general inferiores a mediados de 2014 que en 2010.

Imagen de archivo de un campo de cultivo y fertilizantes. Foto: Lrs

Imagen de archivo de un campo de cultivo. Foto: Lrs

De estos tres componentes crecerá especialmente el nitrógeno, sobre todo en África subsahariana, donde aumentará un 4,6 % anual.

En Asia oriental y meridional -que juntas suponen el 60 % de todo el uso de fertilizantes nitrogenados-, el crecimiento en los próximos cuatro años será moderado, pero representará 3,3 millones de toneladas adicionales en términos de volumen.

Según las proyecciones de la FAO, los agricultores de América del Norte utilizarán unas 300.000 toneladas adicionales de fertilizantes nitrogenados en 2018, lo que supone una tasa de crecimiento anual del 0,5 por ciento.

Por otro lado, los campesinos de Europa occidental reducirán su uso en 50.000 toneladas según las previsiones del organismo especializado, con sede en la capital italiana.

La aplicación de fertilizantes es una forma de sustituir el nitrógeno que se elimina del suelo con los cultivos.

Año Internacional de los Suelos

Mientras que el uso extensivo de nitrógeno puede implicar su desperdicio y dañar los recursos hídricos, el enorme incremento en el uso de fertilizantes ayudó a impulsar una rápida expansión de la productividad agrícola en la etapa de la posguerra.

En su informe la FAO da algunas pautas para favorecer el estado de salud de los suelos, como la rotación de cultivos y el uso de abono y estiércol, que pueden restaurar el nitrógeno de los suelos.

También algunas plantas como la soja tienen microorganismos en sus sistemas radiculares que captan el nitrógeno del aire y lo ponen a disposición de las plantas.

Este 2015 ha sido designado “Año Internacional de los Suelos” y la FAO trabaja con sus socios para involucrar al público en torno a la necesidad de gestionar de forma sostenible este importante recurso para la producción de alimentos.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura     Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.