Las últimas lluvias favorecen la montanera y aumentan el optimismo

El sector del porcino ibérico miraba al cielo, y las lluvias esperadas han respondido, con lo que la montanera en curso permite ser optimista respecto a los resultados de la campaña.

Cerdos ibéricos comiendo bellota de encinas en una dehesa de Los Pedroches (Córdoba). EFEAGRO/J.J.RíosCerdos ibéricos comiendo bellota de encinas en una dehesa de Los Pedroches (Córdoba). EFEAGRO/J.J.Ríos

La lluvia caída en los últimos días está favoreciendo la montanera, la última fase de la cría del cerdo ibérico en la que pasta en la dehesa, y el buen desarrollo por lo que se prevé que el resultado de la campaña sea muy óptima, según el análisis de la sectorial de porcino de Asaja Córdoba.

Según su valoración, en esta campaña, la montanera, que va desde octubre a febrero, ha comenzado algo más tarde de lo habitual debido a que las bellotas no tenían las condiciones óptimas por la sequía, pero el agua de los últimos días está favoreciendo la maduración del fruto que venía siendo tardía por la escasez de agua.
Asimismo, Asaja ha puesto de manifiesto que la lluvia ha ayudado al crecimiento de la hierba, que es complemento para la alimentación de los cerdos ibéricos.

Cerdos ibéricos en montanera en Salamanca. EFE/Archivo. Carlos García.

Cerdos ibéricos en montanera en Salamanca. Foto: EFE Carlos García

En todo caso, la patronal afirma que la montanera será mucho mejor de lo esperado, si bien las lluvias de la primavera del pasado año contribuyeron a fortalecer a las encinas, de modo que este buen estado del árbol se complementa con las precipitaciones de este otoño. Todo ello hace presagiar a la sectorial la máxima calidad y excelencia para competir con los mejores productos del mercado con el jamón ibérico de bellota que salga de los cerdos que se encuentran en la montanera.

La temporada pasada finalizó con el sacrificio de 653.700 cerdos con categoría de bellota: eso supuso un descenso del 9,15 % respecto al año previo, debido a las adversidades climáticas y a las mermas registradas en la calidad y cantidad de bellotas.  El año pasado los sacrificios se realizaron entre finales de diciembre y finales de marzo, alcanzando el mayor ritmo en la primera semana de febrero cuando se procesaron más de 96.500 cerdos ibéricos de bellota. EFEAGRO

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Ganadería
(No Ratings Yet)
Loading...

Sostenibilidad