PASTOS PERMANENTES

La UE respalda incluir a las dehesas dentro de los pastos permanentes

España ha mantenido esta reivindicación en los últimos para que no se dejen fuera de las ayudas determinadas superficies con árboles y arbustos que son utilizadas por el ganado.

Los eurodiputados durante su visita a una dehesa con cerdos ibéricos en Los Pedroches. EFEAGRO/Cedida por Junta de Andalucía. Los eurodiputados durante su visita a una dehesa con cerdos ibéricos en Los Pedroches. EFEAGRO/Cedida por Junta de Andalucía.

La Comisión especial de Agricultura del Parlamento Europeo ha confirmado el acuerdo para una modificación de la normativa de la Política Agraria Común (PAC) que reconoce como pastos permanentes aquellas superficies en las que predominan árboles y arbustos, lo que beneficia a la dehesa española.

Este acuerdo, realizado a través del denominado Reglamento Ómnibus, supone una revisión intermedia de la actual PAC a la espera de una reforma más profunda más allá del 2020, han informado fuentes de la Junta de Extremadura, una de las regiones más afectadas por este asunto. Uno de los aspectos acordados en el citado reglamento aborda el tratamiento de los pastos permanentes.

Los ganaderos españoles, en especial los que tienen explotaciones en dehesas, se han visto perjudicados por unas normas que “dejaban fuera de las ayudas determinadas superficies con árboles y arbustos que son utilizadas por el ganado”. De hecho, España, ha sido sancionada precisamente por esta inadecuada definición de la dehesa en la PAC.

Con esta nueva normativa, “la UE reconoce el derecho de los Estados Miembros a considerar como pastos permanentes aquellas superficies en las que predominan árboles y arbustos”, han remarcado desde la Administración regional.

Falta la aprobación final

A la espera de la publicación de los textos definitivos, la Junta de Extremadura espera que se pueda aplicar a nivel nacional a partir de 2018, “considerando como elegibles todas las superficies de pastos que se han quedado fuera en los últimos años”.

Extremadura, una de las comunidades más perjudicadas, cuenta con un total de 1.625.000 hectáreas de dehesa en las que pastan 2.774.000 animales anualmente, en extensivo y generando producciones diversas, medioambientalmente sostenibles y de alta calidad.

La dehesa es un ecosistema agroforestal de gran valor ecológico que debe ser protegido por la Política Agraria Comunitaria al objeto de preservar sus características medioambientales, que integran de forma inseparable, el mantenimiento de la actividad ganadera, con un aprovechamiento forestal y agrario, la conservación de la biodiversidad y la provisión de servicios ambientales públicos.

La aplicación de las sucesivas reformas de la PAC está poniendo en peligro la continuidad de este ecosistema que se encuentra en una situación de vulnerabilidad económica así como amenazada por otros problemas de índole sanitario y ambiental.

(No Ratings Yet)
Loading...

LD_EA_PAC_112018_SQ

LD_EA_PAC_112018_SQ

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.