TURISMO RURAL

De Potes a La Alberca, pasando por Cudillero: la triada rural “influencer”

La Alberca (Salamanca), Cudillero (Asturias) y Potes (Cantabria) son tres de los pueblos con más éxito en las redes sociales porque sus fotos necesitan pocos minutos para acumular centenares de “like” (me gusta) y comentarios ensalzando su belleza paisajística, cultural y arquitectónica.

Imagen de La Alberca, en Salamanca. Efeagro/Oficina Turismo La Alberca.Imagen de La Alberca, en Salamanca. Efeagro/Oficina Turismo La Alberca.

Calles laberínticas, casas con balconadas de madera y piedra, plazoletas salpicadas de soportales, riqueza floral en muchos rincones y atardeceres únicos rodeados de naturaleza o mar son puntos clave para conseguir ser un atractivo turístico y convertirse en reclamo indispensable a ojos de los amantes de redes como Instagram.

La Alberca es una de las reinas de las publicaciones en español bajo la etiqueta #pueblosbonitos y también protagoniza buena parte de las instantáneas más destacadas bajo el “hashtag” #pueblosconencanto.
Enclavada en el valle de Las Batuecas-Sierra de Francia, es el primer pueblo español declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1940.
Su apenas millar de habitantes están acostumbrados al trasiego continuo de turistas ávidos de recorrer cualquiera de sus rincones y plazuelas e inmortalizarse en ellas.

Calles y fachadas de postal, en las que parece haberse detenido el tiempo, fruto de una arquitectura a base de piedras y entramados de madera geométricos, según recuerdan desde la Oficina de Turismo.
En su pasear, el viajero puede tener la sensación de que La Alberca recoge un trozo de Galicia, con detalles como el crucero de su plaza Mayor; de la Andalucía más alegre con balcones floreados; de la más profunda arquitectura popular vasca con sus entramados de madera en las fachadas pero también, cómo no, de la belleza de los pueblos castellano-leoneses.
Las características solanas de madera (balconadas) así como los soportales en las calles estrechas contribuyen a dar una sensación de callejuela laberíntica e intrincada que las hace únicas a la vista del turista y recuerda a la de una judería o a los arrabales de Damasco, con los que también se les ha comparado.

Destacan también los dinteles cincelados con fechas de fundación de las casas, con inscripciones, signos y anagramas religiosos.
Una curiosidad en la que ponen el foco desde la Oficina de Turismo es que la planta de las viviendas superiores sobresen sobre la inferior hasta el punto de que hay zonas en las que los tejados de las casas enfrentadas casi se rozan y ello genera un curioso juego de luces y sombras.

En el top de pueblos más fotografiados bajo la etiqueta #pueblosconencanto se encuentra Cudillero, una localidad asturiana asentada en un barranco por el que se cuela la desembocadura del río Piñera.
Aúna la belleza de una pequeña población pintoresca asturiana bañada por el mar Cantábrico que está reconocida también con la categoría de Conjunto Histórico Artístico.

Imagen de Cudillero, en Asturias. Efeagro/J.L. Cereijido

 

En las fotografías más inmortalizadas, el turista tiende a reflejar sus “casas colgadas” y escarpadas en la montaña que se arremolinan en torno a un laberinto de calles estrechas avivadas con fachadas de diferente colorido.
Son instantáneas que normalmente se consiguen desde el centro neurálgico de Cudillero, la plaza de La Marina.
Cudillero combina en poco espacio un contexto marinero y de montaña agreste que lo hacen único.

Potes, en Cantabria, no suele faltar en las primeras posiciones de pueblos cuyas estampas protagonizan muchas entradas en Instagram.
Al igual que las dos anteriores, es Conjunto Histórico-Artístico desde 1983, según señalan en la Oficina de Turismo del municipio.
Ubicada en el centro del Valle de Liébana, estuvo desde el siglo X vinculada a las casas nobles del Marqués de Santillana y a la del Infantado, una huella que le da hoy un gran atractivo turístico por su relación con edificaciones como la Torre medieval del Infantado (siglo XV) con carácter estratégico-militar.

Imagen de Potes, en Cantabria. Efeagro/Ofician Turismo de Potes

Desde sus almenas, se pueden contemplar una visión del conjunto de la villa y de los Picos de Europa. Las fotografías más aplaudidas de este municipio suelen ser desde el paseo fluvial pero también muy visualizadas son las de sus callejas, pasadizos y pequeñas plazuelas en zonas como el barrio de La Solana o desde algunos de los puentes sobre el río Quiviesa.

Aparte de esos tres, hay muchos más pueblos que atraen al universo “influencer” y que brillan con nombre propio como Vejer de la Frontera (Cádiz), Setenil de las Bodegas (Cádiz), Frigiliana (Málaga) o la Alpujarra granadina dentro de la etiqueta #pueblosblancos.
También, en el otro lado, Almiruete, Tamajón o Valverde de los Arroyos (todos ellos en Guadalajara) con la etiqueta #pueblosnegros alcanzan posiciones destacadas dentro de ese ránking.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Turismo rural
(No Ratings Yet)
Cargando…