El sector agrícola (con excepción de la soja) no se menciona

Tregua comercial entre UE y EE.UU. sin referencia a la aceituna negra española

EE.UU. y la UE anunciaron esta semana una tregua comercial para frenar la guerra de aranceles y aplacar las tensas relaciones entre ambos. Si bien las tasas a la aceituna negra española no formarán parte del compromiso alcanzado, en el que, con excepción de la soja, no entra el sector agrícola.

Fotografía del Patio Norte de la Casa Blanca. EFE/MICHAEL REYNOLDSFotografía del Patio Norte de la Casa Blanca. EFE/MICHAEL REYNOLDS

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, anunció el miércoles haber logrado un acuerdo con la Unión Europea (UE) para avanzar juntos hacia una situación de “cero aranceles”, evitando así la guerra comercial, tras su reunión en Washington con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Trump aseguró que se ha alcanzado un compromiso con la UE para trabajar juntos hacia una política de “cero aranceles, cero barreras no arancelarias y cero subsidios a los bienes industriales no automotrices”.

La aceituna negra de mesa española no forma parte del compromiso EE.UU.-UE

Fuentes comunitarias especificaron ayer que los aranceles estadounidenses a la aceituna de mesa española no formarán parte del compromiso alcanzado entre los dos bloques para frenar la guerra comercial, ya que tienen que ver con el uso de instrumentos de defensa comercial que no se negociarán en estas discusiones.

Señalaron, no obstante, que las medidas son “inaceptables” y no descartan acudir a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para disputarlas una vez sean oficiales.

En el compromiso alcanzado entre Trump y Juncker se menciona expresamente a un producto agrícola, la soja, aunque de forma genérica, señalando que la UE importará más soja de EE.UU.

Tampoco el sector agrícola forma parte del acuerdo

Por otro lado, fuentes comunitarias desmintieron al secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, quien aseguró que todo el sector agrícola, y no solo la soja, estaría incluido en el acuerdo alcanzado, para dejar claro que el tema de la agricultura no se ha abordado.

En este sentido, el presidente francés, Emmanuel Macron, que valoró el diálogo EE.UU.-UE, rechazó la negociación de una “amplio acuerdo comercial” ante la acutal falta de un contexto de equilibrio y reciprocidad.

Además, apuntó que ningún acuerdo puede condicionar los estándares europeos en materia de agricultura, sanidad o medio ambiente, porque son “el principio de la Europa soberana”.

España continuará haciendo gestiones para eliminar los aranceles a la aceituna

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, también se felicitó por el anuncio y resaltó que el Ejecutivo español seguirá realizando gestiones para eliminar los aranceles contra las importaciones de aceituna negra de mesa española.

Consideró positiva la tregua comercial para frenar la guerra de aranceles y resaltó que España no comparte el dictamen de la Comisión Internacional de Comercio (ITC) que considera que la entrada a EE.UU. de aceituna negra española perjudica a su industria.

La ITC falló ayer a favor de la imposición de los aranceles a las importaciones de aceituna negra española, un paso más hacia la ratificación de estos gravámenes, una vez que el Departamento de Comercio decida próximamente si confirma esa imposición a los aranceles.

Aranceles a la aceituna por 5 años

Los aranceles se imponene por un periodo de 5 años prorrogables por periodos iguales y supondrán la pérdida de la práctica totalidad del mercado norteamericano de aceituna negra para España.

Además, crea un temido precedente para todos los productos agrícolas comunitarios, al cuestionar el modelo de ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

La Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) afirmó que esta fallo supone que si el Departamento de Comercio da también luz verde desde que se publique en el Boletín Oficial de EE.UU. al arancel antidumping del 20 % (ya vigente desde el 18 de junio) se añadirá el arancel compensatorio de las subvenciones del 14,75 %, lo que sumará un 34,75 %

Ayudas de 12.000 millones de dólares para los agricultores estadounidenses

Por otro lado, esta misma semana la Administración estadounidense lanzó un plan de ayuda valorado en 12.000 millones de dólares para compensar a sus agricultores perjudicados por los aranceles de otros países en represalia a los aprobados por Trump.

El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, anunció que el Departamento que dirige ha autorizado 12.000 millones de dólares en programas de ayuda para los agricultores afectados, una cantidad que se asemeja al impacto estimado calculado por el Ejecutivo de Trump.

Aceitunas a su llegada a la almazara. Foto: Citoliva

Aceitunas a su llegada a la almazara. Foto: Citoliva

“Esta es una solución a corto plazo para permitir que el presidente Trump tenga tiempo para trabajar en acuerdos comerciales a largo plazo que beneficien a la agricultura y a toda la economía de EE.UU.”, señaló Perdue en un comunicado.

Subvenciones para productores de soja, leche, carne de cerdo…

De acuerdo a esa nota, Trump ordenó a Perdue que elaborase una estrategia a corto plazo para proteger a los productores agrícolas mientras su Administración trabaja en acuerdos comerciales “libres, justos y recíprocos” para abrir más mercados a largo plazo y ayudar a los agricultores estadounidenses a competir globalmente.

“El presidente prometió cubrir la espalda de todos los granjeros y ganaderos estadounidenses, y él sabe de la importancia de mantener nuestra economía rural fuerte”, añadió el secretario de Agricultura.

El cuantioso paquete de ayuda se destinará principalmente a los productores de soja, a los de leche y a los de carne de cerdo, algunos de los sectores más castigados por los gravámenes impuestos por China y otros países, según medios estadounidenses.

Trump ha incrementado la tensión comercial con varios países

En este sentido, Perdue consideró que los agricultores de EE.UU. “han sido tratados injustamente por las prácticas comerciales ilegales de China” y han recibido un impacto “desproporcionado”.

Estados Unidos inició a principios de julio una guerra comercial con China después de ir tensándose cada vez más las relaciones comerciales entre ambas potencias desde la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Ha incrementado la tensión comercial con otros países, incluyendo socios históricos como la Unión Europea, Canadá y México, al imponer aranceles del 25 % y 10 % a sus importaciones del acero y aluminio, respectivamente, un gesto que también ha sido respondido con represalias desde estas regiones.

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.