POLÍTICA HÍDRICA

El trasvase del Tajo al Segura ya está en funcionamiento

El nuevo trasvase del Tajo al Segura entró ayer en funcionamiento, después de que el BOE publicara el 5 de abril la orden de enviar 60 hectómetros cúbicos de agua al Levante en tres meses.

Conducciones del trasvase Tajo-Segura a su paso por la huerta de la Vega Baja cerca de Orihuela. Foto: EFE/MORELLConducciones del trasvase Tajo-Segura a su paso por la huerta de la Vega Baja cerca de Orihuela. Foto: EFE/MORELL

Según datos de la página web de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) consultados por Efe, a las 15.00 horas de ayer arde el caudal del trasvase alcanzaba los 10,23 metros cúbicos por segundo y a las 16.00 horas, los 9,92.

El trasvase ya está funcionando y con más velocidad que el río por Aranjuez en estos últimos días”, ha denunciado la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, en su cuenta de Twitter, quien ha añadido: “Esto es la materialización del atraco que venimos denunciando desde hace días” en la región.

Por su parte, el presidente de la Plataforma en defensa de los ríos Tajo y Alberche de Talavera de la Reina (Toledo), Miguel Ángel Sánchez, ha asegurado a Efe que era “lo esperado” y ha lamentado que no haya tregua para el río ni visión planificadora por parte del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

¿Huida hacia adelante en política hidrológica?

A su juicio, con la puesta en marcha de este nuevo envío de agua al Segura se constata que el Gobierno de España está “en una huida hacia adelante con respecto al Tajo“.

Desde el punto de vista de la planificación hidrológica, Sánchez ha tachado de “despropósito, barbaridad y temeridad” que se empiece a sacar agua de la cabecera con poco más de 400 hectómetros cúbicos, “teniendo por delante todo el verano y prácticamente en mitad de un año hidrológico que no se sabe muy bien cómo se va a comportar”.

En este sentido, ha criticado que el Ministerio, en vez de plantear soluciones alternativas, mantenga cerrados pozos de sequía en el Segura y vacíe “lo poco que entra en la cabecera del Tajo”.

Pero también ha hecho una lectura “en clave política” y ha dicho que el Gobierno de España “intenta arrancar votos en el Levante a toda costa y afianzar la posición del PP”.

El presidente de la Plataforma ha recriminado al Gobierno central que diga que se ajusta a la ley porque ésta, ha aseverado, “no se atiene a la Directiva Marco del Agua ni a la Ley de Aguas española”.

De igual modo, ha recordado que la Plataforma está a la espera de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el recurso que el colectivo presentó contra el Plan de Cuenca del Tajo y el Memorándum y ha confiado en que ésta sea “positiva”.

Además, ha destacado la dificultad que conlleva convocar acciones en contra del trasvase porque “el Ministerio actúa por su cuenta y ni siquiera tiene en cuenta a las comunidades afectadas”, ha concluido.

Visiones distintas de los consejeros de Agricultura

En Madrid, los consejeros de Agricultura de Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, Francisco Martínez Arroyo y Elena Cebrián, respectivamente, también mostraron ayer sus posturas opuestas tras el Consejo Consultivo de Agricultura y Pesca.

En declaraciones a los periodistas, Martínez Arroyo ha afirmado que “no es justo” aceptar trasvases de 20 hectómetros cúbicos a la cuenca del Segura cada vez que se superan los 400 hectómetros cúbicos en los embalses de referencia de la cuenca del Tajo.

A su juicio, “es el momento” de una nueva planificación de la gestión del agua en el país. El Gobierno central “se equivoca” haciendo trasvases “cuando legalmente es posible” porque “se transmite el mensaje” de que la “única manera” de planificar la gestión hidrológica es mediante trasvases; algo que “no compartimos”, ha indicado.

El consejero ha remarcado que Castilla-La Mancha “siempre tiene la mano tendida” a negociar, tras pedir al Gobierno central que no use el agua “como arma arrojadiza” entre las comunidades autónomas.

Por su parte, Elena Cebrián ha insistido en que el trasvase está “reglado por el marco técnico y legal vigente” que “ha de cumplirse”.

Así, Cebrián ha dado “la bienvenida” al aprobado la semana pasada porque beneficiará a la zona regable de Alicante.

“Hacía mucha falta porque las cuencas del Júcar y del Segura tienen una sequía muy grave”, ha apuntado.

En este sentido, ha subrayado los “esfuerzos” de la Generalitat para implementar medidas que no les hagan depender tanto de trasvase Tajo-Segura.

Entre ellas, ha citado la modernización de regadíos, la racionalización del uso del agua, la reutilización de las aguas depuradas e incrementar los volúmenes de agua desalada.

En busca de la sostenibilidad

El objetivo es que “toda esta combinación” de recursos “dé garantías de sostenibilidad” para disponer del agua suficiente, ha remarcado.

Finalmente, ha señalado que el Gobierno valenciano ha echado en falta más inversiones en materia hidrológica para la región en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.