Por el veto al corte de las aletas

Bruselas, ambigua sobre las ayudas a los pescadores de tiburones

La Comisión Europea (CE) no dará ayuda a los países ni a las empresas para cumplir con la prohibición del corte de aletas de tiburón a bordo de los barcos europeos. Pero ha descargado en los Gobiernos la posibilidad de concederlas.

Cepesca pide a Exteriores apoyo ante el veto de navieras al transporte de tiburones.EFE/Hotli SimanjuntakCepesca pide a Exteriores apoyo ante el veto de navieras al transporte de tiburones.EFE/Hotli Simanjuntak

El comisario europeo de Pesca, Karmenu Vella, ha descartado, en una respuesta parlamentaria, la concesión de ayudas comunitarias a la flota que captura tiburones, como la gallega.

No obstante, ha recordado que los países pueden recurrir al “Fondo Europeo Marítimo y de Pesca” para ayudar a hacer un uso más sostenible de los recursos biológicos marinos, promover métodos de transformación respetuosos con el medio ambiente, realizar inversiones para gestionar las capturas no deseadas o mejorar la calidad de los productos de la pesca.

Vella, ha respondido así a la pregunta escrita del eruodiputado socialista José Blanco, que planteó al Ejecutivo comunitario si tenía previsto revisar la normativa vigente para garantizar que el veto se lleva a cabo “de manera más acorde con las necesidades del sector y conforme con las exigencias de la legislación internacional”.

Las  exigencias de la legislación europea contribuyen a una situación de “competencia desleal” para la flota gallega, según el PSOE

La CE responde que “no ve ninguna necesidad de revisar el Reglamento por el momento” y recuerda que los Estados miembros “deben presentar informes anuales” sobre la aplicación de esa normativa, pero que hasta la fecha, solo 15 países han enviado un informe completo, “lo que hace difícil evaluar su aplicación”.

Japón y China permiten el corte de aletas

Blanco dirigió su pregunta a la Comisión tras la decisión adoptada en la última reunión anual de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún en el Atlántico –ICCAT-, en la que este organismo denegó extender la prohibición del finning (corte de aletas) a toda la flota pesquera internacional debido a la negativa de países como Japón, China y Corea.

Según Blanco, la respuesta de la CE “abre la puerta y descarga en los Gobiernos nacionales como el de España apoyar a la flota que captura tiburones para ayudar a soportar los costes que supone la reglamentación europea”.

La flota gallega se ve afectada por las restricciones en la pesca de tiburones. Puerto de Vigo. EFE/VOO

La flota gallega se ve afectada por las restricciones en la pesca de tiburones. Puerto de Vigo. EFE/VOO

Las mayores exigencias de la legislación europea, recordó el diputado a la CE, contribuyen a crear una situación de “competencia desleal” para la flota palangrera europea, como la radicada en Galicia.

La UE prohíbe desde 2003 la práctica de “cercenamiento” o “finning”, que consiste en cortar las aletas y arrojar al mar el resto del cuerpo de los tiburones.

Pero hasta la fecha, las normas europeas fijaban ciertas excepciones para los buques de España y de Portugal que capturan escualos y que aprovechan todas las partes del animal, porque el corte les permitía, por ejemplo, mejorar el espacio de almacenamiento en los buques.

Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: Pesca
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.