LA PROPUESTA TIENE OBJECIONES

Equiparar la remuneración de los temporeros, a debate en Bruselas

La Comisión Europea (CE) ha recibido objeciones de un grupo de países a la propuesta de equiparar la remuneración de los trabajadores que se desplazan temporalmente a otro país europeo y la de los autóctonos.

Temporeros en vendimia. Foto: EFEAGRO ARCHIVOTemporeros en vendimia. Foto: EFEAGRO ARCHIVO

Así lo ha admitido el portavoz comunitario de Empleo, Christian Wigand. El pasado 8 de marzo, el Ejecutivo comunitario planteó esta idea, que se enmarca en la revisión de la directiva sobre el Desplazamiento de Trabajadores y pretende terminar con las prácticas injustas, combatir la competencia desleal y crear un marco jurídico “claro, justo y sencillo”, según la propuesta de la comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen.

Anoche terminó el plazo previsto en la normativa comunitaria para que los parlamentos nacionales de los Estados miembros puedan plantear su oposición a la propuesta comunitaria, si consideran que puede infringir el principio de subsidiariedad. Concluido ese plazo, añadió el portavoz, la CE deberá examinar si se ha alcanzado el umbral previsto en la normativa para iniciar el “procedimiento de tarjeta amarilla”. Ese procedimiento podría obligar al Ejecutivo comunitario a revisar su propuesta y a la luz de la revisión, Bruselas podría decidir si mantener, reformar o retirar la misma.

Un temporero de origen africano recoge aceitunas en el campo cordobés. Foto: EFE/Rafa Alcaide

Un temporero de origen africano recoge aceitunas en el campo cordobés. Foto: EFE/Rafa Alcaide

Las objeciones

Según distintos medios europeos, unos diez Estados miembros, entre los que se incluyen Polonia y Lituania, han enviado a la CE un dictámen motivado, al considerar que la propuesta de equiparar los salarios no respeta el principio de subsidiariedad (en virtud del cual la UE sólo puede intervenir en las áreas donde no basta la actuación nacional o regional). “La Comisión tendrá que evaluar si se ha alcanzado el umbral de la tarjeta amarilla y evaluar todas las opiniones de los parlamentos nacionales”, indicó Wigand.

El Tratado de Lisboa introdujo un mecanismo de control de subsidiariedad, que permite a los parlamentos nacionales de la UE emitir dictámenes motivados si consideran que una propuesta legislativa europea no respeta el principio de subsidiariedad. En sus dictámenes, los parlamentos nacionales deben precisar los motivos por los que opinan que la propuesta en cuestión no respeta ese principio.

Por su parte, el grupo de los socialdemócratas en la Eurocámara pidió a la Comisión Europea (CE) que mantenga su propuesta de equiparar la remuneración de los trabajadores que se desplazan temporalmente a otro país europeo y los nacionales.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.