PERMITE ERRADICAR PLAGAS COMO LA MOSCA TSÉ-TSÉ

Tecnología nuclear contra el hambre

Esterilizar insectos, mejorar los cultivos o acelerar las cosechas son algunas de las aplicaciones de la energía atómica.

Países africanos sufren frecuentes hambrunas. Foto: EFEAGRO ARCHIVOPaíses africanos sufren frecuentes hambrunas. Foto: EFEAGRO ARCHIVO

Tecnología nuclear para luchar contra el hambre. La Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), con sede en Viena, y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han puesto en marcha una serie de programas de colaboración en materia de agricultura y alimentación que ayudan a países en vías de desarrollo.

Los dos organismos de la ONU colaboran en el uso de la tecnología nuclear para ayudar a los agricultores a mejorar las cosechas, combatir plagas, aumentar la fertilidad del suelo y elevar la calidad de los productos. “La tecnología funciona muy bien, reduce daños, sube la calidad y a veces permite a países exportar fruta donde antes no se podía” cuenta Jorge Hendrichs, jefe de control de la sección de Lucha contra Plagas de Insectos del OIEA/FAO, en una entrevista con Efe.

Lo más importante es “ayudar al campesino a bajar el fuerte uso de pesticidas”, dice el experto mexicano. “Nosotros ponemos el paquete tecnológico y los países miembros (de la ONU) el presupuesto”, añade. Hendrichs es responsable de la técnica del insecto estéril (TIE), que consiste en criar insectos machos, “a veces hasta 2.000 millones semanales”, esterilizados con radiación.

Una vez esterilizados, los insectos se dispersan de manera sistemática en la zona afectada, donde se aparean con las hembras sin lograr descendencia. El resultado es la eliminación de la plaga y la disminución del uso de pesticidas.
El programa TIE contribuye a paliar el daño que producen las plagas, responsables de que se pierda entre el 8 y el 20 % de la producción agrícola y ganadera del mundo.

Una de las plagas que desde hace más de 15 años se combaten con esta técnica es la de la mosca tsé-tsé, causante de la enfermedad del sueño en los humanos y en el ganado, y cuyo genoma acaba de ser descifrado gracias, en parte, al trabajo del OIEA y la FAO.

Si desea acceder al contenido completo de esta y otras informaciones del sector agroalimentario, puede abonarse a Efeagro aquí.

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Innovación
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.