COCA-COLA ERE

El Supremo confirma que la readmisión de trabajadores en Coca-Cola es correcta

El Supremo ha confirmado el fallo de la Audiencia Nacional y considera que el proceso de readmisión de los trabajadores de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada es correcto, y por tanto desestima el recurso de CCOO.

Imagen de botellas vacías de Coca-Cola. EFEAGRO/Imagen facilitada por Coca-Cola European Partners.Imagen de botellas vacías de Coca-Cola. EFEAGRO/Imagen facilitada por Coca-Cola European Partners.

El Supremo ha avalado de esta forma la decisión adoptada por la Audiencia Nacional en septiembre de 2015, que ya consideró que la embotelladora de Coca-Cola se había ajustado a Derecho a la hora de readmitir a estos empleados, tras declarar nulo el ERE aprobado en 2014.

Ha precisado que la decisión no obtuvo unanimidad, ya que dos de los miembros de la Sala emitieron votos particulares discrepantes y un tercero emitió un voto particular concurrente -es decir, que estaba de acuerdo con el fallo, pero no con la argumentación mayoritaria-.

En su comunicado, el Supremo apunta que respalda el resto de pronunciamientos de la Audiencia Nacional en este caso, a excepción del que hace referencia “a la inadecuación del procedimiento de ejecución colectiva para algunos trabajadores que discutían el salario aplicable o las condiciones concretas de su readmisión”.

En este sentido, el Tribunal pide a la Audiencia que resuelva estas cuestiones.

Años de conflicto

El conflicto entre los sindicatos y Coca-Cola arrancó en 2014, cuando fue aprobado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a más de 800 trabajadores, en su mayoría trabajadores del centro de Fuenlabrada.

Sin embargo, un año más tarde el Supremo declaró nulo este ERE y obligó a la embotelladora a readmitir a los empleados.

Según la compañía, tras abandonar las labores de producción la planta de Fuenlabrada se dedica a funciones de almacenamiento, manipulación de vidrio e I+D+i.

Sin embargo, los sindicatos acusan a la empresa de mentir y aseguran que apenas existe actividad en sus instalaciones, por lo que le reclaman que cumpla la sentencia de forma literal y dé carga de trabajo efectiva a sus empleados.

La única actividad que tiene este centro es el de pasar botellas vacías a cajas“, aseguró por su parte el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, para quien la empresa también incumple su compromiso de montar un gran proyecto de innovación en dichas instalaciones.

Desde CCOO han lamentado la decisión judicial y han avanzado que recurrirán al Constitucional e incluso a Estrasburgo para defender sus derechos.

Lo vamos a seguir peleando judicialmente y vamos a conseguir nuestros objetivos a través del conflicto“, ha subrayado el representante del sindicato en la planta de Fuenlabrada, Juan Carlos Asenjo, quien ha advertido a la compañía de que enfrenta “un Vietnam en España” y pronto lo hará también a nivel europeo.

Apoyo de Podemos a la plantilla

Los trabajadores han contado con el apoyo de varios dirigentes de Podemos, entre ellos su secretario general, Pablo Iglesias, quien ha considerado que esta lucha es “un ejemplo de dignidad para todos” y ha animado a dejar de consumir productos de esta marca.

No hay que beber Coca-Cola hasta que Coca-Cola respete los derechos de sus trabajadores“, ha afirmado Iglesias en declaraciones a los periodistas una hora antes de conocerse el fallo.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, dialoga con una de las participantes en la concentración convocada por CCOO contra Coca-Cola. EFEAGRO/Sergio Barrenechea

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, dialoga con una de las participantes en la concentración convocada por CCOO contra Coca-Cola. EFEAGRO/Sergio Barrenechea

La empresa, por su parte, ha señalado en un comunicado que valora la resolución del Supremo, ya que le permitirá “cerrar el proceso de reordenación industrial iniciado tras la integración de los siete embotelladores ibéricos“, y que posteriormente fusionaron con otras europeas para formar Coca-Cola European Parnters (CCEP).

Este proceso obligó a la compañía a una reorganización “debido a la existencia de una sobrecapacidad de producción que ponía en peligro la viabilidad futura del proyecto empresarial“, según la compañía, que ha destacado que actualmente sus fábricas en España “se encuentran entre las más eficientes de Europa”.

Devolver la indemnización

De forma paralela al Supremo, la Audiencia Nacional también se pronunció sobre este conflicto en la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada, y dictaminó que los empleados deben devolver más de 4.000 euros que cobraron en concepto de indemnización tras haber sido readmitidos en sus puestos de trabajo.

El auto, al que ha tenido acceso hoy Efeagro, recuerda que estos 4.000 euros proceden de la diferencia entre la compensación cobrada por los trabajadores tras ser aprobado el ERE -en 2014- y el salario que les adeudaría la compañía por tener que pagarles el sueldo de ese período en el que fueron apartados de sus funciones a través de un Expediente de Regulación de Empleo que finalmente fue anulado.

A través del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), la plantilla de Coca-Cola en Fuenlabrada argumentaba que no procedía devolver este dinero debido al cambio de funciones decretado por la empresa, que ha acabado con las líneas de producción de esta planta y la ha reconvertido en un centro logístico de almacenamiento, manipulación de vidrio e I+D+i.

Los trabajadores aducían que estos más de 4.000 euros corresponderían a la “compensación por movilidad funcional” que figura en el convenio colectivo de la embotelladora, por lo que no sería necesaria su devolución.

La Audiencia Nacional, sin embargo, ha considerado que deben devolver esta cantidad sin perjuicio de que, posteriormente, los empleados puedan reclamar judicialmente el cobro de este concepto por cambio de funciones.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Loading...