El expresidente de Pescanova tendrá que hacerla frente

La Audiencia Nacional mantiene a Sousa la fianza solidaria de 158 millones

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha mantenido la fianza solidaria de responsabilidad civil impuesta al expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, hasta la cuantía de 158.534.946,47 euros tras haber desestimado los recursos de apelación interpuestos.

Manuel Fernández Sousa, principal imputado en el caso Pescanova. Foto: Concha Rubio.Manuel Fernández Sousa, principal imputado en el caso Pescanova. Foto: Concha Rubio.

Así figura en el auto al que ha tenido acceso Efeagro por el que se confirma íntegramente la resolución del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional del pasado 27 de enero en el que se fijaba esta fianza.

La Sala indica que la fianza es necesaria a fin de preservar los eventuales derechos de los perjudicados en el procedimiento en cuestión y que “lo contrario haría ilusorio el dictado de medidas cautelares civiles como las que nos ocupan, si el procedimiento no se encuentra ya en avanzada fase en cuanto a su tramitación”.

Apunta además que tampoco cabe acoger la tesis de la defensa de Sousa de que los supuestos inversores especulativos -pues adquirieron las acciones entre las fechas de suspensión de cotización- deben soportar las consecuencias adversas de esas inversiones al contar con información suficientemente expresiva sobre la situación económica de la sociedad.

La verdadera situación económica de Pescanova se encontraba oculta

En este sentido la Sala asegura que la verdadera situación económica de Pescanova “se encontraba oculta, siendo inveraces sus cuentas anuales, por lo que tal ardid impedía conocer la situación económica real de aquella, sin necesidad de calificar a aquellos inversionistas como meros especuladores”.

Sede de Pescanova.

Sede de Pescanova.

Argumenta que la fianza impuesta se hace sobre la base exclusiva de la cuantificación de los perjuicios causados hasta la fecha reclamados, aumentada en un tercio, al amparo de lo dispuesto en el artículo 589 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La fianza puede incrementarse si se personan nuevos perjudicados

En este sentido, la Sala afirma que tampoco cabe descartar la personación de nuevos perjudicados, que justificarían un incremento de la cuantía de la fianza y que habrán de fijarse definitivamente en el auto de apertura del juicio oral.

La Sala rebate también el argumento de la defensa de Sousa sobre que no se da el requisito de “periculum in mora” (o peligro en la tardanza de la justicia), al no ser reales los riesgos que se hacen derivar de la localización de las cuentas bancarias abiertas en Portugal a nombre de la sociedad “Quinta do Sobreiro”, que se vincula indebidamente con Sousa, según sus abogados.

Se trata de unos fondos que la mujer de Sousa intentó transferir desde Portugal a una cuenta en un banco de Hong Kong (China).

Según el auto, las autoridades judiciales portuguesas, bloquearon la cantidad de 4.651.000 euros en dos cuentas de la sociedad Quinta do Sobreiro.

Una de ellas según recoge el informe del Ministerio Fiscal, fue abierta por la esposa de Sousa, recibiendo entre el 26 y el 28 de agosto de 2013 la cantidad de 4.236.000 euros procedentes de cuentas españolas de la citada sociedad y de la mercantil “Kiwi España”.

El dinero bloqueado en Portugal proviene de la venta de acciones de Pescanova

Ambas mercantiles están controladas por Sousa, quien fue su administrador único hasta el 13 de febrero de 2014; así como propietario de “Kiwi España” a través de la “Sociedad Anónima de Desarrollo y Control” (Sodesco) hasta el 1 de agosto de 2012; propietario único de “Quinta do Sobreiro” hasta el 25 de mayo de 2005; y copropietario de ésta hasta el 15 de septiembre de 2009.

El auto recoge que tras sucesivas operaciones de transmisión de acciones y participaciones las mismas pasaron a manos de su cónyuge e hijos, permaneciendo el expresidente de Pescanova como administrador único de ambas sociedades tras esas operaciones.

En este sentido el auto asegura que la investigación ha puesto de manifiesto que los fondos bloqueados en Portugal tiene origen último en cuentas de la sociedad Sodesco, cuyo saldo procede en parte de la venta de acciones de Pescanova, que dicha sociedad llevó acabo entre el 18 de enero de 2013 y el 22 de febrero de 2013.

Etiquetado con:
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.