SOS de la cadena alimentaria: la huelga cuesta 130 millones al día sólo en los ‘súper’

Las principales organizaciones que representan a la cadena alimentaria se han unido este miércoles para lanzar un SOS al Gobierno y a los convocantes de la huelga de transportes: hay que poner fin a una situación que sólo en la distribución supone unas pérdidas de 130 millones de euros al día.

 Marcha lenta que protagonizan los camioneros por el alza del precio de los carburantes. EFE/Rodrigo Jiménez Marcha lenta que protagonizan los camioneros por el alza del precio de los carburantes. EFE/Rodrigo Jiménez

En una rueda de prensa virtual con los representantes de Cooperativas Agro-Alimentarias, de la industria -FIAB y Aecoc-, las patronales de distribución -Anged, Asedas y Aces- y Hostelería de España, han reconocido que la huelga ha derivado en problemas de abastecimiento y que una vez se desconvoque se tardará días en volver a la normalidad.

Con industrias cerradas y la distribución haciendo un esfuerzo para que los consumidores puedan mantener su cesta de la compra, no han cuantificado las pérdidas totales de una cadena que ya el viernes pasado cifraba en 900 millones de euros el coste de este paro que cumple este miércoles su décimo día.

«La situación es insostenible» ha resumido el director general de Aecoc, José María Bonmartí, quien ha reclamado al Gobierno una respuesta rápida y una «solución como sea» al «problema de interlocución con los convocantes, ante la situación «curiosa» en la que los que están «pagando la factura» y los que convocan «no están en ninguna mesa».

Bonmartí ha insistido en que se trata de un problema de estado en el que cada día que pasa los costes crecen de forma exponencial en una cadena que exige una respuesta «contundente» del Gobierno y de los convocantes.

A su juicio debe pasar por que los convocantes cesen las actuaciones que impiden la actividad a quienes quieren trabajar y que el gobierno no espere a materializar las medidas, «mejor hoy que mañana o el viernes».

Desde el sector productor, el director general de Cooperativas Agro-Alimentarias, Agustín Herrero, ha dibujado una situación «muy alterada» con problemas «graves» para la alimentación del ganado y las salidas del producto y ha hecho un llamamiento a los convocantes a «no bloquear la situación económica del país» en un contexto especialmente complicado.

Herrero, quien ha reconocido la interlocución constante con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha explicado que además del coste económico de perder producto altamente perecedero, se están originado otros costes «medioambientales» porque «la leche no se puede tirar por una alcantarilla».

Aspecto que presenta el lineal de lácteos esta mañana en un supermercado de Valladolid con poca variedad debido a la huelga de transportes.EFE/NACHO GALLEGO

La cadena, más tensionada que en la pandemia

El director general de la Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Mauricio García de Quevedo, ha alertado de una situación «gravísima» con una cadena de alimentación más tensionada que en los peores momentos de la pandemia.

Con centros de producción cerrados y otros que tendrán que hacerlo en horas, ha defendido que no es una situación aislada sino que afecta a todos los sectores de la industria dedicada a la producción de lácteos, cárnicos, huevos, pesca, congelados, acuicultura, aceites, conservas, dulces, azúcar, bollería, panadería, harinas, cervezas, zumos, cafés, aguas minerales y alimentación para el ganado.

El secretario general técnico de la patronal de supermercados Asedas, Felipe Medina, ha abordado el esfuerzo de sus empresas por reorganizar el surtido para que los consumidores accedan a una compra completa en una huelga que cuesta, sólo a la distribución, 130 millones de euros al día.

Por su parte, el presidente de ACES, Aurelio del Pino, ha recalcado la comprensión con las legítimas peticiones de los convocantes a quienes han pedido que desistan de las actitudes que impiden el trabajo de quienes quieren hacerlo.

La responsabilidad de los consumidores

Asimismo, Del Pino ha pedido a los consumidores «responsabilidad», que eviten hacer acopio y compras compulsivas que agravan el problema, pues aunque «hay problemas de abastecimiento, no lo habrá de desabastecimiento», ha recalcado.

El director general de la patronal Anged, Javier Millán-Astray, ha defendido la eficiencia de la cadena alimentaria española demostrada en la pandemia y con «Filomena», pero actualmente se trata de un problema diferente: «que no llega producto».

Ha subrayado igualmente el «esfuerzo ingente» en busca de soluciones al que se enfrentan cada día las cadenas de supermercados y la urgencia de una solución por el «daño incalculable» que se está haciendo al conjunto de la economía.

La hostelería se ha sumado a esta rueda de prensa con el secretario general de su patronal, Emilio Gallego, quien ha lamentado que bares y restaurantes ya están «muy afectados» y se palpa la falta de suministros por esta huelga que supone una «nueva losa» para muchas empresas y trabajadores del sector tras dos años de pandemia.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…