8M

Sin la mujer los pueblos no sólo paran, desaparecen

El Día de la Mujer se celebra cada 8 de marzo para hacer visible su papel en la sociedad, papel que en el mundo rural se vuelve literalmente vital, porque sin la fuerza femenina los pueblos no sólo paran, sino que desaparecen, tal y como coinciden asociaciones de mujeres, productoras e instituciones.

La ganadera Nadia Melguizo mantiene entre sus brazos un chivo. EFEAGRO/J.J.RÍOSLa ganadera Nadia Melguizo mantiene entre sus brazos un chivo. EFEAGRO/J.J.RÍOS
La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Isabel García Tejerina, se ha referido a esta realidad; fue en la clausura del acto "Gastronomía es femenino", donde reconoció que el Gobierno es consciente de que existe desigualdad entre hombres y mujeres "en un grado más acusado en el medio rural".

“No se puede consentir ni tolerar”, añadió, porque “el día que la mujer abandona el medio rural, éste queda vacío”, sin su capacidad de “ver e identificar oportunidades”.
La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Esperanza Orellana, en la misma línea, explica a Efeagro que el problema de la mujer rural es que las “diferentes brechas de género en lo laboral, salarial o acceso a oportunidades se acentúan más”.

El papel de la mujer en el reto demográfico

Responder a este reto, apunta, requiere una acción “transversal” como la que se está llevando a cabo en la Estrategia del Reto demográfico en la que la mujer es un elemento “central”, porque “si la mujer no tiene las oportunidades ni los servicios necesarios, la situación se complica mucho”.

“Si la mujer no tiene las oportunidades ni los servicios necesarios, la situación se complica mucho”.

En el marco de esta estrategia, el Mapama trabaja en el plan de modernización y diversificación con 38 medidas, muchas de las cuales están dirigidas a mujeres, especialmente en materia de formación, asesoramiento o el impulso de la ley de titularidad compartida de las explotaciones agrarias.
Esta norma es uno de los caballos de batalla “legales” que afecta especialmente a las productoras, nació en 2011 con el objetivo de llevar la igualdad al campo y en este momento apenas se han inscrito 350 personas.
Hace dos años se hizo un diagnóstico de la situación, recuerda Orellana, y en estos momentos se trabaja en las debilidades que han impedido su desarrollo, como la información a las propias mujeres, a sus cónyuges o a las funcionarios de los registros.

¿Una referencia a la mujer en la PAC?

En un momento en el que se debate el futuro de la Política Agraria Común, la PAC que regirá a partir de 2020, Orellana ve la “necesidad” de que el segundo pilar incluya medidas activas y específicas para los jóvenes y las mujeres para prevenir dos problemas graves: la falta de relevo generacional y la despoblación.


“Es verdad que siempre el enfoque de género en Europa es difícil”, reconoce, pues la UE es “reticente” a “todo lo que suena a discriminación positiva”.

Orellana: La UE es reticente a todo lo que suena discriminación positiva

Las cooperativas son parte esencial del tejido económico del medio rural en el territorio y, desde Cooperativas Agro-Alimentarias, se ha querido llamar la atención de su marcado carácter masculinizado, de manera que “las mujeres sólo representan el 4 % de los puestos de gobernanza”, por las “barreras visibles e invisibles”.

Foto de familia de las premiadas en los Premios de Excelencia en la innovación de las Mujeres Rurales. Foto: Efeagro.

Foto de familia de las premiadas en los Premios de Excelencia en la innovación de las Mujeres Rurales. Foto: Efeagro.

Las organizaciones de mujeres rurales y el 8M

Las organizaciones de mujeres rurales tienen diferentes posturas sobre cómo afrontar o “celebrar” este 8 de marzo, pero todas coinciden en que sufren “brechas de género” de manera más acusada.

  • La presidenta de la Federación de la Mujer Rural (Femur), Juana Borrego, asegura que las mujeres son conscientes de que esta situación de desigualdad existe de toda la vida, por lo que rendirán homenaje a las “valientes” que comenzaron a alzar la voz hace ahora más de 30 años, con las primeras asociaciones.
  • En la misma línea, la presidenta de la Asociación de Mujeres y Familias del Medio Rural (Afammer), Carmen Quintanilla, señala que “afortunadamente en España ya no se vulneran los derechos de las mujeres”, aunque hay que seguir avanzando para romper con la discriminación y luchar por un mundo mejor, que “no es una utopía”.
  • La presidenta Federación de Mujeres y Familias del Mundo Rural (Amfar), Lola Merino, recalca que “el avance en la igualdad será posible cuando contemos con el conjunto de una sociedad convencida, a la vez que unida, firme y sin fisuras en la defensa de la igualdad entre mujeres y hombres”.
  • “Las mujeres rurales estamos cansadas de estar presentes en el diagnóstico pero que no se pongan las medidas efectivas”, recalca la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), Teresa López; a su juicio, “ha llegado el momento de pasar a la acción y afrontar con rigor y recursos la lucha contra la desigualdad en los pueblos”.
  • Y la presidenta del Área de Mujer de Coag, Inmaculada Idáñez, cree que este 8 de marzo será un día histórico en el que se visibilizará que las productoras agrarias y ganaderas tienen la alimentación en sus manos y que la igualdad tiene que ser “una realidad”.

EFEfood

EFEfood

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.