SEGURIDAD ALIMENTARIA

El Gobierno mejorará la inspección a los establecimientos por la seguridad alimentaria

Se van a fortalecer los programas de inspección a establecimientos para mejorar el sistema de seguridad alimentaria y se incrementará la colaboración con el sector, imprescindible a la hora de gestionar una alerta.

Sistema de inspección alimentaria. Foto: Ainia Sistema de inspección alimentaria. Foto: Ainia

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha anunciado que se van a fortalecer los programas de inspección a establecimientos para mejorar el sistema de seguridad alimentaria y se incrementará la colaboración con el sector, “imprescindible a la hora de gestionar una alerta”.

Así lo ha avanzado este lunes durante la clausura de la jornada “Seguridad Alimentaria en España”, organizada por la Agencia Estatal de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), que se enmarca en las actividades englobadas dentro de la Cumbre del Clima.

Carcedo ha defendido “el potente sistema de seguridad alimentaria” de España, pero ha reconocido que “ocasionalmente pueden surgir riesgos con potencial repercusión en la salud pública”. En estos casos, ha insistido, el sistema debe “aprender” de todas las incidencias, alertas y crisis.

En este sentido, ha explicado que el Ministerio está trabajando con las autonomías para reforzar el control oficial, mejorar el sistema de red de alertas, incrementar la colaboración con el sector alimentario y mejorar la comunicación con la ciudadanía. En concreto, Carcedo ha anunciado que se van a fortalecer los programas de inspección y de auditoría de los sistemas de autocontrol de establecimientos.

Además, en coordinación con las comunidades autónomas se elaborarán criterios comunes para establecer un protocolo de frecuencias mínimas de los controles en base al riesgo y se implantará un “sistema nacional de auditorías” en el que se fomente el intercambio de auditores entre las diferentes comunidades autónomas y la Aesan.

Sanidad quiere incrementar la colaboración con el sector alimentario, “imprescindible a la hora de gestionar una alerta”, según Carcedo, que ha avanzado que la Aesan y las diferentes asociaciones de sector alimentario van a crear una guía nacional de actuación sobre la gestión de la retirada de producto en casos de alertas.

Carcedo ha señalado, asimismo, que se está trabajando en la revisión del protocolo de vigilancia de la listeria y en el desarrollo de la Ley General de Salud Pública para elaborar una Estrategia de Vigilancia en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y con las comunidades autónomas.

El ingreso en la UE introdujo cambios en la industria cárnica, en los análisis, el etiquetado y otros aspectos. EFE/Archivo.Erik Van 't Woud

Laboratorio en el sector cárnico. EFE/Archivo.Erik Van ‘t Woud

Durante las jornadas, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha explicado que en los últimos 5 años se han registrado entre 67 y 83 alertas de salud pública de interés para España, algunas de las cuales tienen su origen en territorio nacional y otras fuera, pero que pueden afectar a la salud de los españoles.

De ellas, entre 7 y 21 están asociadas a alimentos y, aunque no todas llegan a hacerse públicas, la mayoría suponen un importante impacto económico para la industria.

Ha defendido que los sistemas de alerta cada vez están mejor preparados y consiguen detectar casos aislados de amenazas para la salud, pero cree necesario seguir actualizando los protocolos y seguir aprendiendo de crisis como la de la listeriosis de este verano.

A esta crisis se ha referido la subdirectora general de coordinación de alertas de la Aesan, Paloma Cervera, que cree que el sistema funcionó correctamente porque “salvo algún caso puntual”, todos los afectados habían consumido el producto antes de la notificación de la alerta. “La red de alerta funciona pero hay posibilidad de mejora y vamos a reforzar los sistemas de control y destinar los recursos a donde haya problemas”, ha asegurado.

Por su parte, el secretario general de Sanidad y Consumo, Faustino Blanco, ha advertido de que el impacto en el cambio climático de la producción actual de alimentos es “insostenible” y ha recordado que en Europa se utiliza el 48 % de la tierra cultivable para la producción de alimentos.

Esto supone un consumo significativo de las reservas de agua dulce y energía y, a nivel agrícola, contribuye al 11 % de las emisiones con efecto invernadero.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...