INDUSTRIA HIELO

El segundo verano de pandemia no da tregua a la industria del hielo española

Una meteorología que no ha acompañado al verano en varias regiones españolas y la continuación de las restricciones por la pandemia mantienen por debajo de su nivel de ventas habitual al sector del hielo, que observa con precaución las nuevas variantes del virus.

Una copa de Sangria. Efeagro/ Globally.Una copa de Sangria. Efeagro/ Globally.

La llegada del segundo verano de pandemia no logra dar un respiro al sector, que ha visto cómo la hostelería -la principal salida de su producto- sigue con horarios y aforos limitados, continúan sin celebrarse festividades populares y faltan los turistas extranjeros.

Desde 2020, la industria ya preveía una “travesía por el desierto”, y el camino continúa, ya que todavía no hay fecha para la vuelta a la normalidad, con las nuevas variantes del virus y los rebrotes y las restricciones como los grandes enemigos.

Y en el horizonte, la llegada del invierno en pocos meses.

El año pasado, los fabricantes de hielo registraron unos ingresos hasta un 25 % inferiores de lo que calculaban inicialmente, y rondaron los 450 millones de euros, una cifra que creen que se mantendrá este 2021.

Cantidades que contrastan con sus expectativas antes de la pandemia, cuando esperaban 600 millones de euros para 2020, con un crecimiento superior al 7 % respecto al año anterior.

Bolsas de cubitos de hielo a la venta en España. Efeagro/J.P.Gandul

El presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Hielo Alimentario, Miguel Ángel Vázquez, explica en declaraciones a Efeagro que una climatología “peor” que la que se registró el verano pasado, principalmente en la cornisa cantábrica, ha sido un golpe más a su facturación.

A esto se le suman las restricciones en hostelería y la cancelación de eventos típicos del verano.

Como puntilla, “el turismo tampoco ha repuntado”, lamenta Vázquez, quien recuerda que, aunque “se ha notado el turismo nacional, que en gran parte se ha quedado en España”, falta el turismo extranjero, que “es mucho mayor que el turismo nacional” y, en muchos casos, tiene un poder adquisitivo alto.

Por otra parte, las ventas en retail “se han mantenido”, pero en zonas costeras han visto cómo las ventas en supermercados y tiendas “no ha tenido los incrementos naturales que sí han tenido otros años normales”, ya que en años previos a la pandemia, en los meses de verano podían registrar unos crecimientos de entre el 5 y el 8 por ciento.

Sobre lo que está por venir, no hay buenas perspectivas, ya que en pocos meses llegará el invierno, lo que va acompañado de una caída “drástica” del consumo de hielo (exceptuando diciembre, que aporta un pequeño respiro con las festividades navideñas), y es una época difícil de resistir si no hay “reservas de caja”.

“Yo creo que lo duro está por llegar. Lo duro va a ser el próximo invierno. Por mucha liberalización que haya de horarios y demás, no deja de ser invierno y pienso que va a haber mucha problemática de cierre, sobre todo para pequeñas y medianas empresas“, expone Vázquez, también presidente del fabricante Procubitos (con cerca de un 18 % de cuota, según sus propios datos).

Sí reconoce que sería “una magnífica ayuda” si se normalizaran las aperturas de bares, pubs, discotecas y restaurantes a finales de verano, ya que permitiría recuperar las ventas normalizadas de invierno, aunque sean “pobres”, y facilitaría “la travesía” en la que se encuentran actualmente, aunque permanece la incertidumbre que suponen las nuevas variantes del coronavirus.

“Nosotros lo que estamos trabajando es mantener los costes de la empresa, intentar ofrecer nuevos productos, diferenciarnos de la competencia”, añade Vázquez en referencia a Procubitos.

Su foco está puesto en la creación de nuevos productos que puedan comercializar tanto en España como en el extranjero, incluso en los meses de invierno, como la creación de “bolas” de hielo para cócteles o la comercialización de bolsas de hielo para enfriar bebidas en minutos.

Sin embargo, como recuerda Vázquez, para dar a conocer estos productos son necesarias campañas para promocionarlos y para ello son “necesarias grandes inversiones”, pero las ventas no están lo “suficientemente bien”, por lo que es “la pescadilla que se muerde la cola” que difícilmente se va a soltar mientras no se vuelva a la normalidad.

Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos