ELECCIONES AGRICULTURA

El agroalimentario, atento a la formación del nuevo Gobierno

El sector agroalimentario español está pendiente desde hoy a las negociaciones entre los partidos para la formación de Gobierno. Quieren que el próximo Ejecutivo dé a la agricultura el reconocimiento que se merece.

Imagen de archivo de un tractor en un campo de Navarra. Foto: EFE ARCHIVO/Jesús DigesImagen de archivo de un tractor en un campo de Navarra. Foto: EFE ARCHIVO/Jesús Diges

El sector agroalimentario español estará pendiente desde hoy a las negociaciones que llevarán a cabo las formaciones políticas para conformar un nuevo Ejecutivo tras las elecciones generales de ayer que dieron la victoria al PP, con 137 escaños en el Congreso. En segunda posición, se quedó el PSOE, con 85 escaños; seguido por Unidos Podemos (71) y Ciudadanos (32).

Dar a la agricultura el reconocimiento que merece -en Bruselas y en la política nacional-, el futuro de la Política Agraria Común, los acuerdos comerciales internacionales, el agua y el apoyo a los sectores en crisis son algunos de los temas fundamentales que reclamarán los agricultores y ganaderos al nuevo Gobierno.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias, su director general, Agustín Herrero, resalta la necesidad de incrementar la dimensión e integración de las cooperativas para que “sean operadores más fuertes” en un mercado que ahora está “abierto y globalizado”.

Cooperativas mantiene “los elementos esenciales” de las demandas que hicieron para los comicios de diciembre, centradas en primar la internacionalización y facilitar canales de transporte y logística.
Herrero pide al futuro Ejecutivo que adquiera una “posición de liderazgo” en la Unión Europea (UE) para impulsar medidas para sectores en los que “somos líderes”, como aceite o vino, y que desarrolle políticas para potenciar la incorporación de jóvenes.

Reclamaciones de las OPAs

El presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), Pedro Barato, reclama que se trabaje por mantener la relevancia de la agricultura española en la UE para seguir siendo el segundo perceptor de fondos comunitarios. Como temas fundamentales para la próxima legislatura ha señalado el agua -una cuestión que califica de fundamental y sobre la que reclama que se acabe la “guerra” entre comunidades autónomas e impere la solidaridad-, que la biotecnología no sea una cuestión “de conflicto, sino una solución”, y que los acuerdos internacionales sean “transparentes” y protejan el modo europeo de producción.

Desde el punto de vista legislativo, Barato aboga por mejorar, pero no cambiar, la Ley de funcionamiento de la cadena alimentaria y la de integración cooperativa, crear un Estatuto de jóvenes agricultores y trabajar para mejorar la situación de sectores con dificultades como el lácteo o el porcino.
En el caso de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), reclaman un estatuto en favor de la agricultura social y profesional, una Política Agraria Comunitaria (PAC) más social y una regulación de los mercados y de la cadena alimentaria para garantizar precios adecuados a los productores.

Su secretario general, Miguel Blanco, considera fundamental favorecer la incorporación de jóvenes y mujeres, crear un observatorio de insumos, ayudar a los sectores en crisis y apostar por la preferencia comunitaria “con planteamientos como los estándares de calidad o la seguridad alimentaria comunitarios”.

Ante acuerdos comerciales como el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) con Estados Unidos, Blanco exige a los partidos que se posicionen, ya que “van contra la línea de flotación del modelo sostenible de alimentación y el modelo social y profesional de agricultura; garantizar los estándares de calidad de la UE debe ser una obligación”.

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), Lorenzo Ramos, remarca que el sector “tiene suficiente peso” para que haya un Ministerio de “agricultura, ganadería y alimentación; no tenemos nada contra el medioambiente, pero queremos que se nos dé nuestro valor”.

Para UPA, existen “injusticias” en la distribución de las ayudas de la PAC; prácticas abusivas en la cadena de valor alimentaria; sectores en crisis como el lácteo y el porcino, para los que pide medidas de mercado; y una preocupación por los acuerdos comerciales internacionales, “porque se nos utiliza como moneda de cambio”.

Ramos cree necesario también resolver conflictos como el provocado por el veto de Rusia, que haya un “apoyo firme a la agricultura y una apuesta por el mundo rural”, que se defienda un modelo de agricultura familiar y que los productores reciban un precio justo.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.