INNOVACIÓN HOSTELERÍA

Se alquila robot para tirar cañas

Capaces de tirar cañas o preparar hamburguesas y ensaladas, los robots se postulan para ser camareros y pinches en bares y restaurantes, una revolución que todavía da sus primeros pasos pero que quiere popularizarse en la hostelería española y que ha elegido una barra madrileña como punto de salida.

Robot capaz de servir cervezas en el restaurante Pirata's, en Alcorcón (Madrid). Efeagro/MariscalRobot capaz de servir cervezas en el restaurante Pirata's, en Alcorcón (Madrid). Efeagro/Mariscal

Esta semana, el futuro de la robótica se puede experimentar de primera mano en el Restaurante Pirata’s, en Alcorcón (Madrid), donde un androide sirve hasta seis cervezas a la vez a aquellos que se hayan acercado al establecimiento.

Este proyecto, desarrollado por la empresa de ingeniería robótica BR5 y la empresa de distribución y renting RentingTec, permite a los interesados alquilar un robot adecuado a sus necesidades en cocina o en la barra a la hora de realizar trabajos repetitivos.

El fundador de BR5, Enrique Lillo, explica en declaraciones a Efeagro que de momento optan por el alquiler de sus robots, ya que comprar este tipo de maquinaria “no es nada barato”.

Por ello, ofrecen contratos de hasta cuatro o cinco años con un precio que varía en base a las funciones que le pidan. Según sus cálculos, el coste final es similar al que supone el sueldo medio de un camarero.

El promotor de la idea insiste en que con estos modelos no buscan sustituir a los camareros, sino que ven en el robot una forma de ayudarles en sus obligaciones diarias para aumentar la productividad.

“Es tan fácil como que el camarero llega, pide seis cervezas, le coloca los vasos al robot, le da al botón y las sirve. Mientras tanto, el camarero va poniendo la tapa, va limpiando la barra, va cobrando… Va haciendo otras acciones en vez de estar esperando el tiempo que se tarda a echar la cerveza en sí”, alega Lillo.

Robot capaz de servir cañas en el restaurante Pirata’s, en Alcorcón (Madrid), mientras es observado por el gerente del establecimiento. Efeagro/Mariscal

Hasta ahora, Pirata’s es el único establecimiento que cuenta con esta maquinaria a forma de prueba, aunque Lillo asegura que ha tenido una “buena aceptación” y que estos días ya han recibido peticiones de otras empresas para que les muestren cómo funciona.

Su foco se sitúa sobretodo en grandes eventos que requieran de catering, cadenas hosteleras, bares con gran afluencia de clientes, puntos de avituallamiento como “foodtrucks” o “cocinas ciegas”, dedicadas únicamente al servicio a domicilio y sin atención física al público.

Respuesta a un problema habitual

Parte del interés suscitado por esta iniciativa -más habitual hasta ahora en ferias de hostelería y eventos sobre innovación que en barras de bar- se debe a que da respuesta a un problema habitual para los propietarios.

“Hemos estado hablando con los hosteleros y la gente que nos ha estado contactando el sector de la hostelería sufre bastante con el personal. Gestionar el personal es complicado: hay muchas bajas, no hay mucha gente muy preparada, la plantilla es temporal… A un hostelero que le digas que le vas a poner un robot que no descansa le gusta”, razona Lillo.

Esta dificultad para encontrar trabajadores es una de las problemáticas a las que se enfrenta precisamente el restaurante Pirata’s, sobre todo en épocas como Navidad, que ha recibido la llegada de este robot como “un compañero más”, apostilla el gerente del local.

Este sistema, que cuenta con una patente propia y está “totalmente certificado”, es también una nueva apuesta tras “muchos años en el mundo industrial”.

“Queremos traer la automatización industrial al sector de la hostelería. Nos hemos centrado en ello”, apunta Lillo.

Los hábitos españoles, un nicho de mercado no explotado

Es consciente de que no son los pioneros en este ámbito .Otras empresas también ofrecen soluciones robóticas para hostelería-, pero sí ven los hábitos españoles como un nicho de mercado no explotado, de ahí que uno de sus modelos más desarrollados sea un dispositivo que sirve cervezas.

La idea de diseñar un androide para servir una de las bebidas más populares surgió de algo tan común como una conversación entre colegas: un compañero fantaseaba con poner un robot en su boda que sirviera cervezas de mantera automática y ahí comenzó su odisea.

Al final, de un mero comentario entre amigos, salió una nueva línea de negocio para la compañía que permitirá hacer realidad el sueño de su colega: el día de su boda, la cerveza la servirá un robot.

Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos