GANADERÍA AVÍCOLA

Los riesgos de las perchas altas para las gallinas

Un estudio revela que la excesiva altitud de estos descansaderos aumenta el riesgo de deformación en los huesos de las aves.

Gallinas camperas en una granja. EFEAGRO/Archivo. Gallinas camperas en una granja. EFEAGRO/Archivo.

Un informe de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluye que las perchas (barras de descanso) que estén demasiado elevadas en las granjas aumentan el riesgo de producir deformidades y fracturas en los huesos de las gallinas.

Según el estudio, una altitud excesiva de las perchas puede tener consecuencias negativas para el animal, ya que aumenta las posibilidades de sufrir deformidades en su quilla (extensión del esternón). 

Riesgo de lesiones

La EFSA recuerda que, en general, las gallinas prefieren posiciones elevadas cuando buscan un sitio para posarse, ya que esto les permite vigilar mejor su entorno y tener una mejor temperatura, entre otros aspectos.

El informe apunta que el riesgo de lesiones aumenta cuando las gallinas tienen que saltar una distancia superior a 80 centímetros en vertical, horizontal o diagonal para salir o llegar a una percha. El organismo ha avanzado que para el diseño de la percha adecuada se necesita aún una investigación más profunda y detallada.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Avicultura y cunicultura     Ganadería
(No Ratings Yet)
Loading...

Sostenibilidad

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.