COMIDA DOMICILIO

Los repartidores de Deliveroo en España, en pie de guerra

Los repartidores de la plataforma de entrega de comida a domicilio Deliveroo en España han decidido unirse en defensa de unas mejores condiciones de trabajo y ya estudian denunciar a la empresa.

Trabajadores de Deliveroo entregan comida a domicilio. Efeagro/DeliverooTrabajadores de Deliveroo entregan comida a domicilio. Efeagro/Deliveroo

Así lo han avanzado representantes de los repartidores de Deliveroo en Valencia, Barcelona y Madrid después de un primer encuentro, en el que han estado respaldados también por la Confederación General de Trabajadores (CGT) y la Intersindical, entre otras entidades.

Los portavoces del grupo “Riders por Derechos” -que calculan en más de 900 el número total de repartidores de Deliveroo en España– han informado de que denunciarán a la compañía ante la Inspección de Trabajo y ya están estudiando incluso llevar el caso a los tribunales.

Según sus datos, la plataforma ha despedido a quince trabajadores en diferentes puntos del país, vinculados de alguna forma con las movilizaciones de los últimos días.

Consultado por Efeagro, un portavoz de la compañía ha negado que estos ceses se deban a los paros y los ha atribuido al “incumplimiento” de requisitos exigidos por contrato y a salidas decididas por los propios colaboradores.

Más movilizaciones

Los repartidores, por su parte, han revelado hoy que en Barcelona ha sido convocada una nueva huelga parcial para este jueves y viernes (días 6 y 7 de julio) y un paro total para el próximo sábado y domingo (días 8 y 9), tras el celebrado el pasado domingo en toda España.

Los portavoces de este grupo han señalado que el principal motivo de protesta es el cambio de condiciones en su contrato como autónomos, que antes incluía un pago mínimo de dos pedidos por hora y ahora ha pasado a recoger únicamente el abono de cada pedido de forma individual (entre 3,38 y 4,50 euros, en función de la ciudad y otras variables).

Como ejemplo, han explicado que gracias a esta modificación la empresa puede ahora movilizar a un mayor número de repartidores para una franja horaria concreta, sin tener que correr el riesgo de pagarles dos pedidos aunque finalmente sólo tengan uno.

Un repartidor de la empresa Deliveroo, en Valencia. EFEAGRO/Imagen facilitada por la propia compañía.

Fuentes de Deliveroo han insistido en que el sistema anterior se “desvirtuó” y les llevó a idear un nuevo modelo que se complementa con un sistema de incentivos para premiar a los repartidores que cumplan una serie de objetivos.

“En Madrid hemos visto cómo la productividad de los repartidores va bajando, porque antes cobrabas un mínimo por hora y ahora sólo por pedidos, y como hay más gente trabajando tienes menos trabajo y cada vez tienes menos horas asignadas”, ha afirmado Laura Calvo, una de las portavoces del grupo en la capital.

Los repartidores reclaman a Deliveroo, asimismo, que readmita a los quince despedidos, ofrezca seguros a todo riesgo para compensar robos y accidentes, y les reconozcan como interlocutor oficial para negociar las condiciones laborales.

El espejo británico

Con más de 600 repartidores en Madrid, 240 en Barcelona, 50 en Valencia y otros 20 en Zaragoza -según sus propios cálculos-, los representantes de este grupo han admitido que miran el caso del Reino Unido como ejemplo a seguir, ya que en suelo británico Deliveroo pasó por un proceso similar.

Miembros de este colectivo han criticado en declaraciones a los periodistas que la empresa penalice con menos horas a quienes la semana anterior han tenido una menor disponibilidad.

En este sentido, han asegurado que en la práctica es extremadamente difícil colaborar con otras plataformas de mensajería y han denunciado presiones a quienes no han aceptado todavía cambiar a los nuevos contratos.

Los responsables de Deliveroo, por el contrario, defienden que a la hora de distribuir los pedidos entre los repartidores se tiene en cuenta “el porcentaje de veces que se conecta a la aplicación en los momentos acordados previamente“, pero no al número de horas total en el que está disponible.

Desde “Riders por Derechos” han argumentado que entre quienes ya han firmado uno de los nuevos contratos hay quien lo ha hecho “para evitar el despido”, y han apuntado que por ejemplo, en Madrid, más de la mitad de los repartidores son de nacionalidad venezolana y muchos de ellos son asilados políticos en España, por lo que su situación es precaria.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos