FENACORE AVISA: SERÁ UNA CAMPAÑA MUY DIFÍCIL

Los regantes, en alerta por la escasez hídrica

El presidente de la Federación Española de Comunidades de Regantes de España (Fenacore), Andrés del Campo, advierte que la situación en varias zonas “es muy alarmante” por sequía y escasez hídrica, como en el Levante y el Duero.

Tierras de regadío. Foto: Efeagro. Tierras de regadío. Foto: Efeagro.

Del Campo aseguraba ayer que los principales problemas se detectan en las zonas regables de gran parte del Levante, sobre todo en el Segura.

También en el Duero -añade el presidente-, porque muchos agricultores “se quedarán pronto sin agua”, ya que en algunos casos sólo dispondrán de recursos hasta julio y otros hasta agosto, “con lo cual las consecuencias pueden ser muy graves”.

Sobre el río Tajo, el presidente de Fenacore destacó que la parte alta o cabecera “es la que peor está” mientras que, en el Ebro, la campaña “puede ser aceptable en general”, a pesar de que en algunas áreas concretas de esta cuenca “puedan tener problemas”.

Sin embargo, en el Guadalquivir se regará “con normalidad”, a pesar de que hay menos agua embalsada respecto a la media de los últimos años, gracias en buena parte a las obras de regulación que se han ejecutado en el pasado, como el embalse de la Breña (con capacidad de 800 hm3), que ha permitido regar con normalidad durante los tres años de sequía que se arrastran.

Sistema de control de pivots de riego. Foto: Efeagro.

Sistema de control de pivots de riego. Foto: Efeagro.

La situación de escasez actual queda patente en la publicación del decreto de sequía para Júcar, Duero y Segura pero el presidente de Fenacore anticipa que también lo solicitarán áreas del Guadalquivir y del Ebro próximamente.

Del Campo participaba ayer en Madrid en la jornada “Sostenibilidad en los usos agrícolas del agua”, organizado por el Consejo General de Colegios de Ingenieros Técnicos Agrícolas, un encuentro que se desarrolló en un momento clave de sequía y de creciente debate sobre los trasvases.

Representantes del Gobierno y de los ámbitos académico y agrícola apuntaron que el futuro de la agricultura en España pasa por el regadío -imprescindible para la producción y exportaciones-, y coinciden en que puede ser compatible con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático.

Estrategia de regadíos

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Esperanza Orellana, avanzó que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) tendrá redactado, para después del verano, el primer borrador de la nueva Estrategia Nacional de Regadíos para analizarlo con regantes y sector del agua.

Interconexión de cuencas

El ingeniero agrónomo, economista, y ex-ministro de Agricultura, Jaime Lamo de Espinosa, abogó en su intervención por lograr un “pacto de Estado del Agua”, algo “extraordinariamente difícil” pero “necesario”, para alcanzar consensos que no estén sometidos a variaciones políticas.

Asimismo, matizó que España debería plantearse la interconexión de las cuencas hidrográficas para responder a la escasez de agua porque “no sabemos si dentro de 30 años tendremos que bombear hacia el sur, al norte o en horizontal”.

Regadío y soberanía alimentaria

El presidente del Consejo General de Colegios de Ingenieros Técnicos Agrícolas, Javier Lorén, indicó que la tecnología ha contribuido a mejorar la eficiencia del regadío, que hoy es “puntero” y, de hecho, “no se va a la zaga” respecto a Israel.

“Vamos a tener que producir más con menos”, porque las previsiones auguran que el Planeta tendrá 9.000 millones de habitantes para 2050 y el suelo “es el que hay”, por lo que el agua será un recurso fundamental para el abastecimiento alimentario. EFEAGRO

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO