GANADERÍA COMERCIO

El conflicto libio se deja sentir en el comercio ganadero español

Las exportaciones de corderos y teneros por el Ramadán se ralentizan debido a esta situación interna de este país del Magreb. Libia es crucial para España en este tipo de transacciones.

Ganado ovino en un país musulmán. EFE/Archivo. Jalil RfezayeeGanado ovino en un país musulmán. EFE/Archivo. Jalil Rfezayee

El conflicto interno en Libia, con combates que se han recrudecido en los últimos meses, ha marcado un flojo Ramadán en lo que se refiere a los envíos de corderos y terneros vivos desde España, que tiene en dicho país uno de sus principales clientes en este sector del mercado.

Fuentes del sector ganadero productor y de los operadores comerciales han coincidido en declaraciones a Efeagro en hacer hincapié en la delicada situación en ese país como la causa de que numerosas transacciones no se hayan producido.

Desde la Organización Interprofesional del Ovino y Caprino de Carne (Interovic), su director, Tomás Rodríguez, considera que ese conflicto “ha paralizado el comercio” de corderos vivos en las semanas previas al Ramadán.

Este parón se produce después de un inicio de año que ya fue malo, y que a pesar de cierto repunte en febrero volvió a la caída de las exportaciones ante el repunte de los combates en Libia.

Aunque el comercio de cordero vivo a Libia es el que marca la tendencia, desde el sector avanzan que está cobrando protagonismo el comercio de canales de carne a Francia, un país con un importante censo de población musulmana.

Argelia, según han recordado, era el primer mercado no comunitario para el destino de canales de cordero, pero actualmente han impuesto un arancel muy elevado que ha mermado los envíos.

El sector del vacuno

La carne de ternera es otra de las más consumidas durante este mes de Ramadán y, desde la Asociación Española de Productores del Vacuno de Carne (Asoprovac), su gerente, Matilde Moro, también confirma que esta campaña de Ramadán “ha sido un poco más floja” que las anteriores, “fundamentalmente por Libia”, que el año pasado “funcionó muy bien”.

La situación interna del país hace que el comercio sea “mucho más complicado” y, de acuerdo a sus datos, ha habido encargos ya “apalabrados” que finalmente no se han ejecutado, aunque por otra parte reconoce que otros operadores no se han visto tan afectados por estas circunstancias.

Terneros en un cebadero español. EFEAGRO/Cedida por Asoprovac.

Terneros en un cebadero español. EFEAGRO/Cedida por Asoprovac.

En el caso de Turquía, otro destino relevante, ha cerrado temporalmente la concesión de licencias para envíos de animales vivos porque podría estar negociando un nuevo certificado de exportación de ámbito europeo, ha apuntado Matilde Moro.

También ha resaltado que ha bajado el comercio de terneros vivos en Argelia, país cuya preferencia es que los animales tengan una edad para el sacrificio de entre 18 y 24 meses de vida, lo que complica las posibilidades de España, que suele comercializar vacuno de menor edad.

Operadores comerciales

En el puerto de Cartagena opera la Agencia Marítima Blázquez, cuyo director general, Javier Sánchez, ha remarcado que su campaña previa al Ramadán ha sido similar al año anterior, cuando Libia ya redujo sus compras de forma considerable.

No obstante, ha matizado que en los días previos al inicio del mes de ayuno el comercio ha estado más animado que en febrero y marzo, cuando las ventas fueron “flojas” por el conflicto.

En estas últimas semanas, esta agencia ha enviado unos seis o siete barcos mixtos (vacuno y ovino), con más de 5.000 cabezas de ganado (la mayor parte corderos), a distintos países musulmanes; además, ha emitido algún barco sólo de terneros (con un millar de cabezas) para Líbano, según Sánchez.

Para el gerente de la compañía Bovisa, Sebastián Hernández, han notado algún movimiento más de la rutina habitual en el envío de corderos, pero se ha mantenido en vacuno.

Coincide en señalar a Libia como factor de la falta de pedidos: Ese país “es el que más tiraba” de las compras y “no deja de tener conflictos”, ha manifestado, tras destacar que Líbano es “el más estable” en sus demandas de producto y que Argelia se está animando a comprar animales vivos, ya que los aranceles para la entrada de carne han aumentado en ese destino.

La campaña del Ramadán, en términos del comercio español de bovino y ovino, ha estado en la cuerda floja para un sector que mira hacia la próxima Fiesta del Cordero para remontar la situación.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ganadería
(2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...

LD_EA_PAC_112018_SQ

LD_EA_PAC_112018_SQ

Sostenibilidad