CONSUMO RESTAURACIÓN

Pulso entre bares y empresas de reparto por los costes del envío a domicilio

Los restaurantes y las plataformas digitales de reparto andan “a la gresca” por las dificultades que afrontan los primeros para ganar dinero con el envío de comida a domicilio, una actividad que ya compensa una parte de la pérdida de ingresos pero que es difícil de rentabilizar.

Un repartidor de Glovo. Efeagro/GlovoUn repartidor de Glovo. Efeagro/Glovo

Así lo confirman a Efeagro representantes del sector hostelero y de las plataformas, que corroboran que existen negociaciones abiertas -empresa por empresa- para intentar llegar a un acuerdo.

El pulso se centra en las tarifas que cobran plataformas como Just Eat, Deliveroo, Glovo o Ubereats, que según diferentes fuentes pueden oscilar entre el 20 y el 35 % del precio pagado por el consumidor.

El problema no es nuevo, pero sí cobra una nueva dimensión con la pandemia, ya que el envío de comida a domicilio (“delivery”) ha ganado peso y sigue creciendo, lo que provoca que adquiera en la actualidad una importancia capital en un contexto en el que los restaurantes registran fuertes caídas en el tráfico de clientes “físicos”.

Deliveroo comida reparto domicilio

Un cocinero prepara comida para mandar a través de Deliveroo. Efeagro/Deliveroo

Antes, el ‘delivery‘ te suponía un ingreso adicional, no te restaba clientela ni ventas, así que mucha gente no se preocupaba por el margen. Pero ahora la venta es sustitutiva“, detalla el responsable de una cadena organizada de cafeterías, quien apuesta por que muchas empresas acabarán optando por lanzar su propio reparto.

“Un problema serio”

Otras fuentes señalan que son sobre todo los hosteleros independientes los que más viven esta problemática, ya que no tenían tan bien controlado el gasto que supone la entrega a domicilio y cuentan con menos fuerza a la hora de negociar.

De hecho, uno de los fenómenos más llamativos durante la pandemia lo protagonizaron precisamente este tipo de bares y restaurantes, ya que cientos de ellos comenzaron a colaborar con las plataformas durante el estado de alarma, al tener que cerrar sus locales físicos por imperativo legal.

De esta forma, típicos “bares de barrio” se han sumado a la lista de los establecimientos que ofrecen producto -desde tortillas hasta croquetas- por esta vía, un canal que hasta hace no tanto era casi exclusivo de grandes cadenas de comida rápida y que hoy reúne una gran variedad.

envío a domicilio

Una repartidora de comida a domicilio de Deliveroo. EFEAGRO/ Cedida por la firma

Hay un problema serio“, reconoce en declaraciones a Efeagro el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzue, quien considera que hace falta “repensar” el actual sistema y que el cliente participe pagando una parte del coste, ya que para algunos establecimientos esta actividad está resultando “ruinosa”.

Sin rentabilidad

La solución no parece sencilla, ya que las plataformas también afrontan serias dificultades para rentabilizar su actividad: la mayoría nacieron como “start up” que requirieron elevadas inyecciones de capital y todavía hoy navegan en “números rojos”, pese al “boom” de pedidos que vive el sector tanto en España como en buena parte del mundo.

Tanto es así que se da por descontado que próximamente habrá movimientos de concentración para que el negocio quede en menos manos, el volumen de ingresos por compañía se incremente y sea más fácil obtener beneficios.

Un usuario hace un pedido a través de la aplicación de Ubereats. Efeagro/Ubereats

“Nosotros estamos comprometidos con el éxito de esta industria y creo al 100 % que aportamos un valor añadido enorme, tanto para los clientes como para restaurantes y repartidores. Empatizamos con los hosteleros y estamos abiertos a hablar con ellos para ver cómo podemos hacer que las cosas funcionen para todos“, asegura en tono conciliador la directora general de Ubereats España, Marta Anadón.

Nuevos competidores

Anadón precisa que este asunto ya era motivo habitual de discusión antes de la covid-19, aunque la preocupación va en aumento al tratarse ahora de uno de los sectores más afectados por esta crisis.

Una de las claves para hacer del envío a domicilio un negocio rentable es adaptar la oferta y no replicar de forma directa la carta “física”, y las plataformas ofrecen asesoramiento en éste y otros ámbitos para “optimizar”.

En toda crisis hay una oportunidad, y plataformas como Mr.Noow han decidido -tras detectar “que la mayoría de restaurantes dicen que apenas ganan dinero” con el “delivery”- ampliar su alcance y entrar en el negocio del reparto con el objetivo de ofrecer “un nuevo modelo” más rentable para los restaurantes.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos