CONSUMO ALIMENTACIÓN

La regulación española sobre la publicidad de alimentos a menores enfrenta a OCU y a la industria

La asociación de consumidores OCU ha pedido prohibir la publicidad de alimentos no saludables dirigidos a menores, mientras que la patronal de la industria alimentaria (FIAB) defiende la actualización del Código PAOS como mejor vía para encarar esta materia dada su “efectividad”.

Productos de bollería en un comedor escolar. Efeagro/Daniela CóndorProductos de bollería en un comedor escolar. Efeagro/Daniela Cóndor

La OCU ha puesto en marcha una campaña para solicitar una regulación que ayude a prevenir la obesidad infantil, “atajando los problemas de la presión publicitaria de alimentos de bajo valor nutricional”, según ha informado en un comunicado.

Ha reivindicado una normativa de obligado cumplimiento que regule la publicidad dirigida a menores de 15 años y que abarque diferentes soportes, tales como televisión, radio, internet, cines, apps, o patrocinios de eventos.

Según la OCU, la regulación debe ir más allá de los horarios de especial protección, porque los menores pueden verse expuestos a la publicidad en cualquier momento del día.

Además, ha solicitado vetar el uso de personajes famosos (reales o de ficción) para la promoción de alimentos, el emplazamiento de productos en series o programas infantiles, las telepromociones y que se extienda dicha prohibición a los “influencers”.

Más prohibiciones contra la obesidad infantil

Dicha normativa, según la OCU, “debe prohibir el uso de cualquier logotipo de sociedades sanitarias (medicina, enfermería), en el etiquetado, la presentación o la publicidad de cualquier alimento dirigido a menores”.

OCU también ha solicitado vetar la venta de cualquier alimento dirigido a menores que tenga asociados, de manera directa o indirecta, regalos, promociones, o cualquier iniciativa ajena a las características intrínsecas del propio alimento y que inciten a la compra de éste.

Un hombre come sentado en un parque. Efeagro/Brais Lorenzo

Para establecer las restricciones, ha reclamado que se basen en los perfiles nutricionales, como el Nutriscore, y que se prohíba la publicidad de alimentos con calificación D y E dentro de este sistema, “lo que supondría que los fabricantes se verían obligados a mejorar el perfil nutricional de sus productos”.

Por otro lado, ha solicitado acciones de fomento y promoción de hábitos saludables dirigidas a menores, en medios de comunicación y en centros educativos.

El código PAOS, bajo el foco

Asimismo, ha calificado de “ineficiente” el código PAOS de autorregulación, que pretendía regular los anuncios infantiles, y que firmaron la Federación Nacional de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y Autocontrol de la publicidad.

Por el contrario, la patronal FIAB ha defendido la utilidad en esta materia de dicho código, “fruto de la colaboración público-privada” y que después de más de una década “sigue cumpliendo su función”.

Responsables de la entidad han apuntado que actualmente se conversa con la Administración para “actualizar” el documento y adaptarlo así a la nueva directiva de servicios de medios audiovisuales, y han insistido en su “efectividad“.

Fuentes del sector consultadas por Efeagro han señalado que en cumplimiento del código PAOS se rechazaron desde su entrada en vigor cerca de una cuarta parte de los anuncios publicitarios que se elevaron a consulta antes de ser emitidos.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos