ENTREVISTA

Las pescaderías españolas despachan un 30 % de sus ventas a distancia

La directora de la Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios Detallistas de Pescado (Fedepesca), Fedepesca, María Luisa Álvarez, asegura en una entrevista con Efeagro que el coronavirus ha transformado el funcionamiento de las pescaderías y ha disparado la venta a distancia, por teléfono o por Internet.

La directora de la federación que agrupa a las pescaderías, Fedepesca, M.Luisa Álvarez. Efeagro/FedepescaLa directora de la federación que agrupa a las pescaderías, Fedepesca, M.Luisa Álvarez. Efeagro/Fedepesca

Las pescaderías despachan a distancia un 30 % de sus ventas -por teléfono o Internet, sobre todo vía WhatsApp- y un 70 % en tienda, una revolución para estos comercios tradicionales, fruto de la pandemia, según Fedepesca.

La directora de Fedepesca, María Luisa Álvarez, asegura que el coronavirus ha transformado el funcionamiento de las pescaderías, ya que durante el estado de alarma tuvieron que adaptarse con rapidez e impulsar la venta a domicilio, en un momento en que las grandes superficies “se colapsaron”.

Durante el confinamiento, los pescaderos llegaron a despachar un 80 % de sus pedidos a distancia (teléfono o Internet).

Esta tendencia, añade Álvarez, “ha venido para quedarse” y puede ser una oportunidad para la adaptación a las nuevas generaciones.

En 2019, la venta de pescado y de marisco por Internet solo representaba el 0,8 % del total, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En España, hay unas 10.000 pescaderías tradicionales, que dan trabajo a unas 20.000 personas.
Las mujeres representan el 52,7 % de los trabajadores y el 27 % de los empresarios autónomos al frente de esos negocios, con mayor presencia femenina en Galicia y Cataluña.

El reto de ganar nuevos consumidores

Álvarez señala que durante la pandemia han acudido a las pescaderías por primera vez hijos o jóvenes cercanos a las personas mayores que no han salido de casa y que han encargado la compra en su pescadero de siempre.

Para aprovechar ese “descubrimiento” y de cara a un mundo postcovid, añade, es “fundamental” ganar a los consumidores que compran a través del móvil y hacerles saber que “tendrán su pescado en casa cuando quieran y como quieran, limpio o cocinado”.

En esa línea, Fedepesca ha firmado recientemente un acuerdo de colaboración con la plataforma de servicio a domicilio (“delivery”) Glovo.

pescaderías ventas

Distintas variedades de peces, listos para la venta en pescaderías. Efeagro

No obstante, los españoles asocian la compra en pescaderías al contacto directo con el profesional especializado y, para suplirlo, los pescaderos han aumentado las grabaciones de vídeos con sus mostradores y producto.

Pescaderías y gastronomía

Por otra parte, Álvarez apunta que para que el pequeño comercio siga abierto la combinación de venta con degustaciones y catas es una salida.

Aunque la regulación en este ámbito corresponde a autonomías y ayuntamientos, Fedepesca ha pedido a la ministra de Industria, Comercio y de Turismo, Reyes Maroto, que en la legislación nacional sobre comercio minorista se recoja esta posibilidad, para dar más seguridad jurídica a los detallistas.

Álvarez reconoce que en el sector hostelero hay reticencias y, al respecto, advierte de que los pescaderos “no quieren ser bares”, sino tener la posibilidad de que un cliente compre un plato de gambas mientras espera su turno o que un pescadero convoque un viernes a su clientela para una cata de ostras con vino, por ejemplo.

En este sentido, cree que “la Administración pública va muchas veces por detrás del mercado” y cita el caso de Galicia, donde una pescadería no puede vender productos del mar elaborados, lo que compara con el impedimento para una carnicería de despachar hamburguesas o salchichas.

Ventas bajas

El verano es uno de los momentos fuertes de facturación para las pescaderías, por el turismo, y este año es difícil a causa del coronavirus.

Fedepesca ha constatado una subida de actividad en las zonas de costa y en los municipios con segundas residencias en cuanto a adquisición de pescado para consumo en el hogar, pero las ventas son bajas.

Durante el estado de alarma, la compra para ingesta doméstica creció pero la rentabilidad de estos comerciantes se vio afectada por el cierre de la hostelería y de los servicios a colectividades, como comedores escolares.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Pesca
(No Ratings Yet)
Cargando…