PESCA CAPTURAS

La CE quiere recortes en la pesca de la merluza y vetar la de bacalao en aguas ibéricas

La Comisión quiere un recorte del 14%. La Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo ha expresado su desconcierto ante esta medida y dice que la CE no coincide con la opipnión científica.

Merluza en el Mediterráneo. Foto: Cedida por OceanaMerluza en el Mediterráneo. Foto: Cedida por Oceana

La Comisión Europea (CE) propuso un recorte del 14 % en la pesca de la merluza en la zona VIIIc (Cantábrico) y en aguas de Galicia, portuguesas y del Golfo de Cádiz, así como la prohibición de las capturas de bacalao en esas zonas. El Ejecutivo comunitario presentó su propuesta sobre las posibilidades de pesca en el Atlántico y el mar del Norte para 2019, que afectan a 89 poblaciones.

En particular, planteó aumentar las cuotas en el caso de 27 poblaciones, entre las que figuran la merluza del norte y el jurel en aguas del Cantábrico y al sur de Fisterra, mientras que pidió mantenerlas para otras 35 y reducirlas con respecto a 22.

Entre las poblaciones para las que Bruselas propone aumentar las capturas figuran la merluza en aguas del norte (caladeros franceses del Golfo de Vizcaya o Gran Sol), donde las poblaciones están en mejor estado y para la que la CE plantea un incremento del 23 %. También ofrece una subida del 2 % en la pesca del rape en aguas del Cantábrico y portuguesas.

Por otra parte, plantea aumentar el 18 % las capturas de jurel en el Cantábrico, un 20 % en Gran Sol y un 69 % en aguas de Galicia, Portugal y golfo de Cádiz. Hay prevista asimismo una subida del 35 % en la pesca del gallo en aguas ibéricas (35 %) y del Golfo de Vizcaya (40 %).

Propuestas de la CE

Por otra parte, la CE propuso disminuciones para 22 poblaciones, incluidos el rape en el Golfo de Vizcaya (7 %) y del Gran Sol (2 %) y la cigala y el eglefino en aguas portuguesas y del golfo de Cádiz (26 y 14 % respectivamente).

Bruselas pidió, por otra parte, vetar la pesca del bacalao en el oeste de Escocia y el mar Céltico y el golfo de Vizcaya y las aguas ibéricas, el merlán en el oeste de Escocia y en el mar de Irlanda y la solla en el mar Céltico sur y el sudoeste de Irlanda.

La Comisión ha basado su propuesta, que abarca las poblaciones gestionadas por la UE y en colaboración con terceros países, como Noruega, en los dictámenes científicos emitidos por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM).

Imagen de flota en Galicia Foto: Archivo EFE

Imagen de barcos en Galicia. Foto: Archivo EFE

La propuesta se presentará en el Consejo de ministros de Pesca de los próximos 17 y 18 de diciembre para que los Estados miembros decidan sobre ella a fin de comenzar a aplicarla a partir del 1 de enero de 2019.

El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, señaló que el próximo año “constituirá un hito para la pesca europea”, ya que entrará en vigor la obligación de desembarque de todos los ejemplares capturados por los buques europeos, algo que impedirá los descartes.

“Es nuestro deber colectivo garantizar una buena transición hacia la plena obligación de desembarque a partir del 1 de enero de 2019, al tiempo que seguimos avanzando para lograr una pesca sostenible de aquí a 2020″, dijo en un comunicado.

Según la CE, las capturas de 53 poblaciones en aguas europeas se sitúan ahora a un nivel de rendimiento máximo sostenible, frente a solo 5 en 2009 y 44 en 2017.

Reacción del sector

La Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI) expresó su “desconcierto” ante lo que considera “divergencias de las propuestas de Capturas Totales Admisibles (TAC) de la Comisión Europea con las recomendaciones de los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES)”.

Bruselas propone para 2019 “reducciones de cuotas de pesca en cinco de 89 especies marinas, incluido un recorte del 2 % en el rape del caladero de Gran Sol”, cuando según ARVI “el ICES recomendaba un incremento del 10,7% para esa especie en esa misma zona”.

Para la asociación, la Comisión Europea (CE) “tampoco coincide con los científicos al proponer un incremento del 27 % en la cuota de merluza en la zona 7 de pesca, cuando desde el ICES se ha recomendado aumentar ese TAC sólo un 23 %”.

El director gerente de ARVI, José Antonio Suárez-Llanos, ha asegurado que no entienden “por qué la CE no respeta las directrices de los científicos ni en el rape, del que depende en gran parte la flota gallega, ni en la merluza”.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Pesca
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.