PESCA BREXIT

La flota española puede perder 54 millones de euros en cinco años por el Brexit

La patronal de los armadores españoles (Cepesca) calcula que el impacto al final del período transitorio de cinco años y medio de adaptación al Brexit efectivo supondrá pérdidas de unos 54,3 millones de euros y 4.318 toneladas de las principales especies.

Barcos de pesca en Bermeo (Vizcaya). Efeagro/Luis TejidoBarcos de pesca en Bermeo (Vizcaya). Efeagro/Luis Tejido

El acuerdo de salida del Reino Unido prevé que las posibilidades de pesca de la flota europea se irán reduciendo progresivamente.

Cepesca ha informado en un comunicado de que los buques españoles que operan en el caladero británico y en Svalbard han arrancado la actividad de 2021 con unas 3.455 toneladas menos que en 2020 de especies como merluza, gallo, rape o bacalao.

Eso supondrá unas pérdidas estimadas de en torno a 9,36 millones de euros este año, tras el acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y el Reino Unido.

Pescadores de Reino Unido. Efeagro/Vickie Flores

Pescadores de Reino Unido. Efeagro/Vickie Flores

Esta es una de las conclusiones de un análisis detallado del acuerdo realizado por Cepesca, que advierte de que estas cifras podrían aumentar si el total admisible de capturas (TAC) de varias de esas especies, ahora provisional, sufre alguna reducción en la próxima negociación entre el Reino Unido y la UE.

Según el secretario general de Cepesca, Javier Garat, si bien al principio se acogió el pacto con “cierto alivio”, tomando como referencia los porcentajes de reducción basados en la estabilidad relativa de capturas que fueron aportados por el Gobierno, a medida que se va “traduciendo esa nomenclatura política a cifras reales” se constata un “grave perjuicio” a corto plazo, al que se suma la incertidumbre que vendrá desde 2026.

De acuerdo a sus cálculos, basado en reducciones de toneladas, sólo en aquellas especies de alto valor, como la merluza, el gallo o el rape, los recortes se sitúan en un 3,5 %, 8,4 % y 6,6 % en la zona 7 (Oeste de Irlanda y Porcupine), respectivamente, y son de un 18,9 % de gallo y un 19,8 % de rape en la zona 6 (Oeste de Escocia).

A ello hay que sumar, además, las de otras especies también objeto de captura por parte de la flota española como la del bacalao (15 % menos) en Svalbard.

Todas estas cifras podrán subir o bajar cada año en función del TAC que se vaya fijando de las diferentes especies, ha avisado Cepesca.

Más allá del período transitorio (2026), se abre a juicio de la organización un escenario que genera una incertidumbre “enorme” en las empresas del sector pesquero, por no saber con qué cuotas podrán contar a partir de dicho año.

Se desconoce el impacto que tendrá en la Política Pesquera Común (PPC) o en los intercambios de cuotas entre los diferentes países que pescan en Reino Unido ya que, a partir del próximo año, contarán con menos posibilidades de pesca para posibles intercambios.

Ante esta nueva etapa, Garat, también presidente de Europêche, ha señalado que los gobiernos de la UE y la Comisión Europea “deberían estar a la altura” de las circunstancias y defender a la industria pesquera europea.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Pesca
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…