Cada vez hay más países competidores

Pedro Ballesteros (Master of Wine): “España es hoy el Silicon Valley del vino”

Pedro Ballesteros, el único “Master of “Wine” español y una de las personas más influyentes del panorama vitícola actual, resalta el potencial de nuestro país, que se ha convertido a su juicio en “el Silicon Valley” del vino, gracias a la creatividad de la industria y a su apuesta por la innovación.

El catador español Pedro Ballesteros, uno de los Masters of Wine. EFE/Daniel ÚbedaEl catador español Pedro Ballesteros, uno de los Masters of Wine. EFE/Daniel Úbeda

En una entrevista con Efeagro, destaca que en España “encuentras cada año propuestas nuevas, cosas muy creadoras”, una pulsión que equipara a lo que ocurrió en el famoso valle californiano, en EEUU, con la irrupción y consolidación de las empresas de alta tecnología.

Ser el “Silicon Valley del vino” es, para Ballesteros, una oportunidad para las bodegas, porque los consumidores ansían hoy experimentar.
“El amante del vino, a diferencia del de Coca-Cola no es nada fiel y siempre está cambiando de marca. Le gusta probar cosas buenas y eso te lo da España ahora mismo”, afirma.

Rioja sigue siendo “el faro” –primero en tintos y cada vez más en blancos- y “lo que está pasando en Galicia es impresionante, con los nuevos vinos que están saliendo”, pero también valora el desarrollo experimentado en Castilla y León, tanto en la Denominación de Origen Ribera de Duero como en otras menos difundidas, caso de Arlanza.

Pero advierte que hay cada vez más países que antaño no tenían gran tradición vitivinícola y están compitiendo ahora con los vinos españoles, y no en el segmento de productos baratos, “que en eso somos imbatibles”, sino en los mayor calidad y valor añadido.

“En el Reino Unido están sacando unos vinos espumosos, tipo champán, magníficos” y China “tiene vinos carísimos ya, con bastante interés” que todavía “no han llegado”, pero lo harán, augura.Advierte de que “otros muchos países están compitiendo en vinos de calidad y, en esto, crear una buena imagen vale tanto como el líquido en sí. El mercado internacional cada vez será más duro”.Preguntado sobre las razones que motivan el escaso consumo de las nuevas generaciones en nuestro país, Ballesteros tiene sus dudas.”

Esto es un problema y no lo entiendo en su entera complejidad. En Nueva York o Londres la gente joven va a bares y toma vino porque viajan y lo consideran divertido”, reflexiona este ingeniero agrónomo, enólogo y prescriptor (Quart de Poblet, Valencia, 1961). En Reino Unido hay un cambio generacional: “Los padres bebían cerveza, pero sus hijos toman vino” y “en España ocurre al revés”.

En todo caso, “me tomaría esto sin demasiada preocupación e histeria, porque la gente se aficiona al vino cuando tiene cierta madurez en gustos y ha probado una serie de cosas”. “Tampoco tiene sentido que la gente muy joven se aficione el vino, por lo que debemos esperar un poco más tiempo”, asegura.

Entre sus grandes metas, se plantea algunos objetivos muy ambiciosos, como “ayudar a mí país a que, en diez años, tengamos diez Master of Wine españoles”, lo que influirá en que se venda el vino nacional de alta calidad. A competir mejor.”Hay varios” sumilleres que luchan por el certificado y “habrá uno dentro de muy poco” que lo conseguirá, con lo que Ballesteros confía en dejar de ser del único Master of Wine español.

“Tenemos grandes sumilleres”

“Tengo mucha confianza en que, en dos o tres años lleguen los primeros Master of Wine españoles; en cinco o siete años, se unan algunos más; y en diez años, habrá unos 10”, anticipa.
Cree que, quizás, no haya más Master of Wine españoles ahora debido a problemas de idioma, porque en el mercado nacional “es difícil beber vinos del mundo” o simplemente porque “alguien debía empezar” y abrir el camino al resto. Lo que tiene claro es que “tenemos grandes sumilleres”, dentro y fuera del país.
En este contexto, a finales de mayo participará en Haro (Rioja) en un evento del Instituto Master of Wine “para invitar a los profesionales a que conozcan el programa, se adhieran” y pasen los exámenes pertinentes para aspirar a esta prestigiosa titulación.
Entre las próximas paradas de su agenda, Ballesteros presidirá el jurado del “International Wine Challenge Merchant Awards Spain 2016”, un clásico en el Reino Unido que recala ahora en Madrid. El concurso quiere ser un estímulo para que los operadores tengan “estímulos” para ser originales y animar la demanda nacional.
“El consumo per cápita en España es bajísimo, menor que en Suecia, Dinamarca o Reino Unido. Es algo alucinante”, lamenta.

Los galardones IWC Merchant Awards Spain 2016 respaldarán el trabajo de sumilleres, educadores, distribuidores, agentes, promotores, bodegas, restaurantes o emprendedores.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.