AGRICULTURA PROTESTAS

La pandemia aparca la vuelta de los agricultores a las manifestaciones

Las organizaciones agrarias, que a principios de año movilizaron a agricultores y ganaderos para pedir precios justos en el campo, no se han replanteado volver a las calles por una cuestión de responsabilidad frente a la pandemia.

Marcha de agricultores en Ciudad Real el pasado marzo. Efeagro/BeldadMarcha de agricultores en Ciudad Real el pasado marzo. Efeagro/Beldad

Dos días antes de la declaración del estado de alarma, el 12 de marzo, las organizaciones anunciaron la suspensión temporal de las manifestaciones, iniciadas la última semana de enero, debido a una situación “crítica e inesperada” que imponía la necesidad de garantizar la producción de alimentos para la sociedad.

El coronavirus aparcó así las protestas, muchos tractores pasaron de bloquear carreteras a desinfectar pueblos y, aunque las demandas siguen vigentes, los dirigentes de las principales organizaciones agrarias, consultados por Efeagro, descartan por ahora volver a manifestarse.

manifestaciones agricultores

Un hombre entre los tractores que a principios de marzo se manifestaron por las calles de Valladolid. Efeagro/Nacho Gallego

El presidente de Asaja, Pedro Barato, considera que hablar ahora mismo de nuevas movilizaciones como las de febrero, a la manera tradicional, “no procede”, aunque se hayan planteando en algunos territorios.

“Vamos a tener la cabeza encima de los hombros”, dice Barato, que asegura que van a seguir con sus reivindicaciones y añade: “Concentraciones, las precisas”.

Considera que se puede ejercer presión “de muchas formas” sin necesidad de salir a las calles, mientras insiste en la necesidad de equilibrar el reparto del valor dentro de la cadena alimentaria, con el fin de aumentar la parte que perciben los productores.

“No es el momento”

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, señala que las opas están en un “proceso de unidad de acción” como lo estaban a principios de año, pero “evidentemente, no” se han planteado la opción de volver a las calles debido a la covid-19.

Aún así, ha querido remarcar que la situación del campo “no es mejor ahora que la de febrero”, incluso es “peor” porque a los problemas anteriores se suman los derivados de la pandemia.

El cierre temporal de la hostelería y la restauración, las dificultades para la exportación y la caída del consumo por la crisis económica son algunos de los obstáculos que se han encontrado en este tiempo.

Si bien las manifestaciones “estarían justificadas”, Blanco las desaconseja por prudencia: “No podemos arriesgar la salud de las personas con movilizaciones masivas ni contribuir a la difusión de la pandemia. Tenemos que ser muy responsables y entendemos que tiene que haber un momento para todo”, concluye.

Aplicar la ley

Por su parte, el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), Lorenzo Ramos, asegura que, si se cumplen las demandas de este sector “absolutamente necesario e imprescindible” y se respeta la Ley de la cadena alimentaria, no tendrían razones para movilizarse de nuevo.

Esa ley ya fue modificada de urgencia en febrero pasado, incluyendo la prohibición de la venta de alimentos por debajo de lo que cuesta producirlos, y el Gobierno está en proceso de adaptarla a la normativa europea en materia de prácticas comerciales desleales.

Tras el fin del estado de alarma, Ramos añade que la mayoría de los agricultores están en plena campaña para sacar adelante las producciones, lo que impediría que muchos pudieran paralizar su trabajo y salir a la calle.

Sí reconoce que el sector del aceite de oliva, afectado especialmente por los bajos precios que recibe, se manifestará en las próximas semanas, al tiempo que considera “muy difícil que no empiecen las movilizaciones en otros sectores si no hay resultados distintos al finalizar el año”.

La excepción del aceite

En Jaén, el sector olivarero ha anunciado que retomará las protestas en la segunda quincena de julio y está estudiando cómo hacerlo “en la medida en que la situación sanitaria lo permita”.

El presidente de Cooperativas Agro-Alimentarias, Ángel Villafranca, recuerda que ellos no participaron en la convocatoria de manifestaciones de las organizaciones agrarias a principios de año, pero a título individual hubo adhesiones, según lo que dijera cada una de las federaciones autonómicas.

Villafranca apunta que “siempre hay que trasladar a la sociedad nuestras necesidades”, pero Cooperativas apuesta más por la mesa de negociación y el diálogo para buscar soluciones a los problemas y trabajar en esa dirección, y no tanto por la manifestación o el corte de carreteras.

“Pero si mañana las tres organizaciones agrarias convocan, nuestros órganos rectores y las federaciones lo analizarán y tomarán la decisión que corresponda”, sostiene.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

servicios

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO