EN MALTA

Los países mediterráneos adoptan un plan regional para la pesca artesanal

Representantes de los países ribereños del Mediterráneo y el mar Negro adoptaron en Malta un plan regional para las pequeñas pesquerías que busca, entre otras cosas, promover la participación política de los productores artesanales.

Montañas marinas del Mediterráneo en Baleares. Foto: Carlos Minguell/Cedida por OceanaMontañas marinas del Mediterráneo en Baleares. Foto: Carlos Minguell/Cedida por Oceana

En una conferencia organizada por la Comisión general de pesca para el Mediterráneo y el mar Negro, el presidente de esta organización, Stefano Cataudella, destacó que el nuevo acuerdo incluye medidas para fomentar la investigación científica, la recogida de datos, la gestión pesquera y el desarrollo de las cadenas de valor.

También pretende mejorar la capacitación técnica, el trabajo decente y la protección ambiental, así como potenciar el papel de la mujer en el sector e involucrar a los pescadores artesanales en la toma de decisiones políticas.

Tras una pesca sostenible

El plan, establecido para los próximos diez años, sigue la estela de la declaración ministerial suscrita el año pasado en esa misma isla con el fin de proteger los recursos pesqueros y garantizar la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala en esos dos mares, los más sobreexplotados del mundo.

Al acto de firma acudió la secretaria general de Pesca de España, Alicia Villauriz, junto a una veintena de ministros y altos responsables de los países ribereños. Cataudella precisó que el sector es “muy heterogéneo” en la región debido a la diversidad de recursos económicos, especies pescadas o redes de protección para los pescadores, por lo que las respuestas se deben “adecuar a las necesidades en el terreno”.

Imagen de fondos marinos del Mediterráneo en Baleares. Foto: Carlos Suárez/Cedida por Oceana

Fondos marinos en Baleares. Foto: Carlos Suárez/Cedida por Oceana

El comisario europeo de Medio Ambiente, Pesca y Asuntos Marítimos, Karmenu Vella, apuntó que, cuando las poblaciones de peces “colapsan”, quienes sufren el impacto son los pequeños pescadores y las familias que dependen de ellos.

“Es tiempo de tomar decisiones no para ellos, sino con ellos”, según Vella, que recordó los esfuerzos de la Unión Europea para ayudar a la pesca en pequeña escala a adaptarse a los cambios, equiparla con tecnología para informar de las capturas y evitar el abandono de aparejos, muchos de ellos de plástico, que son fuente de contaminación marina.

Ese tipo de pesquería constituye el 84 % de la flota en el Mediterráneo y el mar Negro, emplea al 62 % del personal a bordo y representa un 24 % del valor de las capturas que se descargan en la región, donde en 2015 se capturaron de manera insostenible el 62 % de las poblaciones de peces, según la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La subdirectora de Pesca de la FAO, Vera Agostini, insistió en la importancia de reforzar la colaboración entre los gobiernos, las asociaciones de pescadores y otros socios, de modo que los pescadores artesanales tengan “un hueco en los procesos de decisión”.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Pesca
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.