EL NUEVO "DELIVERY"

El nuevo “táper”: saludable, pedido por Internet y entregado en la oficina

El 11 % de los pedidos de comida no llega a casa, sino a la oficina; es un nicho de mercado que han detectado emprendedores que han reinventado el concepto del tradicional táper: ahora no se traslada en el metro, sino que se pide por Internet y tiene un marcado carácter saludable.

Varias personas comen en un táper. Foto: Archivo EFE / Víctor Lerena. Varias personas comen en un táper. Foto: Archivo EFE / Víctor Lerena.
Una vez a la semana, en una start up ubicada en el centro de Madrid que trabaja con algoritmos de inteligencia artificial para mejorar la eficiencia de los call-center, llega un pedido de comida para toda la semana.

Tras rotularlo con las iniciales de cada uno, se mantienen en el frigorífico de la zona común de la oficina, lo que les facilita contar con un almuerzo saludable y disponible durante las próximas jornadas laborales.

Según detallan varios de los empleados a Efeagro, el servicio de Wetaca les ha conquistado porque la cantidad de las raciones es apropiada, es accesible y les permite resolver la comida en sólo tres minutos; en resumen, es una fórmula para “comer bien” que utilizan algunos de estos ingenieros que se declaran poco hábiles en la cocina. Por ello, en sus pedidos, suelen incluir casi siempre pollo al limón o “platos más difíciles” como risottos o lasañas.
Además, han optado por pedir todos a la vez para reducir los gastos de envío; de ahí que entre las mejoras pidan “descuentos para grupos” o ampliar la caducidad de los platos, actualmente de unos diez días.

Un frigorífico con el pedido de varios compañeros de la oficina. Foto: cedida por Borja Bas 2.

Un frigorífico con el pedido de varios compañeros de la oficina. Foto: cedida por Borja Bas 2.

En este segmento trabaja también “apeteat” un nuevo modelo de e-commerce que uno de sus fundadores, Eduardo Liviano, define como un servicio de “catering corporativo”. Acaban de cumplir dos años en el mercado, han gestionado 70.000 pedidos -unos 8.000 al mes- y se encuentran inmersos en una ronda de financiación; quieren conseguir un millón de euros que dedicarán a mejorar la tecnología con la que funcionan y expandir el modelo de negocio.

“Hemos validado que el modelo funciona, así que ahora toca captar al mayor número de público posible”

“Hemos validado que el modelo funciona, así que ahora toca captar al mayor número de público posible”, indica Liviano, que prevé una “integración-fusión” con una empresa “muy amiga” de Barcelona en unos meses y exportar su modelo a Valencia en el próximo año. En estos momentos gestionan unos 400 menús un día corriente, pero aspiran a seguir creciendo y llegar a mucho más, porque “sólo en Madrid hay un millón de personas que pagan por comer cada día”.
Trabajan sólo con empresas -para reducir los costes al disminuir los puntos de entrega- que tienen que cumplir una serie de “requisitos”, como contar con unos 100 empleados, para garantizar una serie de pedidos.

Reparto de comida a la oficina: una cantina virtual

Al llegar a un acuerdo con las empresas, que puede suponer también descuentos para los empleados, se les “personaliza” la web para que cada empleado pueda pedir cada día en esta cantina virtual que se puede adaptar por ejemplo si el personal sigue una dieta especial.
En la web, el usuario elige el menú que desea -los hay desde seis euros- y le llega ese mismo día, porque esta empresa mantiene que no establecer un presupuesto mínimo, no hay coste de entrega para el usuario y no exige planificación, puesto que se pide cada día hasta una hora límite de las 12.30 horas.
La firma sigue también la estela de la preocupación por la salud a través de la alimentación: cada dos semanas se cambian cuatro platos y cada uno incorpora una ficha de información nutricional.
Aunque con la tecnología y el big data intentan que haya el menor sobrante posible, aún hay margen para la mejora; de momento, los platos que no se piden se donan a una ONG que trabaja con personas sin hogar.
“Urbanitas” sin tiempo, comida saludable, emprendedores… la receta del delivery a la oficina se va implantando en las grandes urbes españolas muy aderezada por las nuevas tecnologías para garantizar la rentabilidad de este plato, que llega listo para calentar.

(2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.