Nueve recetas de torrijas: tradición e innovación a ambos lados del Atlántico

Si hubiera que elegir una dedicatoria al inicio de un libro de recetas sobre postres de Semana Santa tendría que ser algo parecido a «Cada maestrillo tiene su librillo»; las de Mari Paz Ladra, Ana Elva López y José Fernández son el ejemplo de ello. 

Torrijas en el Mercado de San Idelfonso. Foto: cedida por el Mercado. Torrijas en el Mercado de San Idelfonso. Foto: cedida por el Mercado.

En el mundo de las torrijas, la receta tradicional se cocina en los fogones de cada casa y cada pastelería, una elaboración que, con variaciones, se transmite de generación en generación

Es el caso de Mari Paz Ladra Prieto, natural de Vilalba (Lugo) y actualmente residiendo en El Puerto de Santa María (Cádiz), que explica que la receta que estos días hace es la que ha visto cocinar a su abuela desde pequeña.

«Ahora tengo 63 años», bromea en declaraciones a Efeagro, para hacer énfasis en el tiempo que llevan preparando y disfrutando de la misma receta y cómo, seguramente, se mantenga viva mucho más. 

Para empezar, explica que los ingredientes que va a utilizar son el pan, la leche, los huevos y también un poco de anís

«Se empapa el pan en la leche y en el anís» detalla Mari Paz Ladro para después añadir que, una vez que las torrijas ya están fritas, se les añade un poco de esta bebida. 

Para Ladro, esta receta tradicional difiere de algunas de su tierra, ya que explica que en determinadas zonas de Cádiz se les añade vino, en ocasiones Pedro Ximénez. 

Torrijas saladas a la mejicana 

Por otro lado, se encuentra la receta de Ana Elva López, que debido a haber nacido en México y pasado una temporada en España, conoce la receta de las dos orillas del Atlántico.

De esta forma, López explica que hay una principal diferencia entre las torrijas de estos países: «Aquí tenemos dos tipos, las dulces y las saladas», revela. 

Además, añade que en el caso de las mexicanas, en este país es habitual tomarlas durante el desayuno

«Usamos pan viejo», detalla López sobre las torrijas del otro lado del atlántico e indica que este pan se remoja en leche, al igual que las españolas, durante un minuto. 

Después, se prepara un huevo batido al que se le añade vainilla, se doran «en un poco de aceite» y, se hace un almíbar, o «en caso de no tener se usa miel de agave» para colocarlo por la torrija. 

Torrijas. Efeagro/ Cedida por Francisco González

Por último, «se pone como decoración ajonjolí tostado»

En el caso de las torrijas saladas, señala que el comienzo de su elaboración sigue los mismos pasos que las dulces: Pan viejo en rebanadas y en remojo durante un minuto en leche. 

El siguiente paso es en el que se separa de la receta más tradicional, «se muelen unos cuantos camarones y se deja como en polvo».

Con eso se hace una especie de torrijas de camarón que «se doran un poco en la sartén y se sacan rápido, luego se añade una salsa de chile colorado». 

Innovación en pastelerías «de toda la vida»

Del fuego de las recetas tradicionales, a los fogones de una tienda. 

En la pastelerías Nunos llevan «entre 15 o 16 años» haciendo cada vez que llega la época de Semana Santa colecciones especiales de torrijas, según explica su maestro pastelero en declaraciones a Efeagro, José Fernández. 

Para este año, se han inspirado en ‘La última cena’ y han creado siete «bocaditos» de torrija que, el maestro pastelero hace hincapié en defender que «son dulces» aunque gran parte de sus ingredientes sean salados.

De espinacas rellenas de praliné y piñones bañada con leche, de lechuga relleno de crema de tomate cherry a la vainilla bañada en leche o de zanahoria relleno de crema de queso bañado en leche de avellanas y especies.

Estas son algunas de las «torrijas dulces» que la pastelería ofrece durante la semana acompañadas, además, de más variedades fuera de la colección. 

José Fernández también destaca los «bocaditos» de remolacha bañada en escabeche de remolacha y frambuesa o los de chucrut relleno de crema de mostaza a la antigua y bañada en leche. 

Con el mismo proceso que la torrija tradicional, pero añadiendo el punto de innovación que hace que «mucha gente de fuera», estas torrijas han llegado hasta turistas que visitan Madrid durante la Semana Santa.

Para probarlas Nuno aconseja «cerrar los ojos» y sentir así la mezcla entre lo dulce y lo salado.

Torrijas de todos los sabores y para todos los gustos que durante estas semanas festivas no compiten, sino que conviven con otras como las de Mari Paz Ladra, Ana Elva López.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Gastronomía     Gastronomía
(No Ratings Yet)
Cargando…