CONSUMO PAN

La nueva norma del pan levanta ampollas y exigirá cambiar recetas y etiquetas

La nueva norma de calidad del pan ha levantado ampollas en parte del sector alimentario al definir de forma más estricta las características de cada producto, lo que en la práctica obligará a las empresas a reformular recetas o dejar de usar determinadas denominaciones comerciales.

play Panes de la panadería del Hotel Praktik Bakery. Foto: Cedida por el hotelPanes de la panadería del Hotel Praktik Bakery. Foto: Cedida por el hotel

Fuentes del sector confirman a Efeagro que la nueva legislación no ha suscitado unanimidad y ha generado división de opiniones entre empresas y diferentes entidades patronales.

Conceptos como “integral”, “elaborado con masa madre”, “multicereal” o “artesano” se han visto restringidos, ya que la nueva norma define de forma precisa cuáles son los requisitos exactos para poder utilizar esas denominaciones, convertidas en muchas ocasiones en reclamos comerciales.

“O se cambian los nombres y pasas a llamar el producto de otra manera o reformulas. Además, también hay que especificar los ingredientes y el porcentaje que usas de algunos de ellos, como en el caso de las harinas, y eso debe ser incluido en el etiquetado y en el envase por las empresas”, explican desde el sector.

De plazo, hasta el 1 de julio

Fuentes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación avanzaron esta semana que se prevé publicar en unos quince días la norma de forma oficial en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con todos los pormenores y se espera que conceda hasta el 1 de julio de plazo a las empresas para adaptarse.

Día del pan. Foto: Pexels.

La industria del pan -que abarca desde la panadería tradicional hasta los fabricantes de masas congeladas, pero también a los que producen panes de molde y similares- sí reconoce al unísono que era necesario actualizar la normativa, vigente desde hace 35 años (1984).

No obstante, algunas voces lamentan en privado que el borrador inicial que manejaba el Ejecutivo hace más de un año haya sido modificado de forma sustancial para hacerlo sensiblemente más exigente y restrictivo.

Recogida de firmas

En octubre de 2018 surgió incluso una petición en la plataforma “change.org” -con más de 35.000 firmas- que reclamaba precisamente una normativa más fuerte con el objetivo de evitar poder etiquetar un pan como “integral” con que en su elaboración se usara harina integral, independientemente de la cantidad.

También incidía en la necesidad de no permitir usar el reclamo “masa madre” sin asegurar antes que el pan haba sido sometido a una larga fermentación.

Foto cedida por Pan cada día

Del lado de la industria se recuerda, asimismo, que también deberán hacer cambios en la receta para reducir el contenido de sal -ya venía bajándolo durante los últimos años-, como está estipulado en la nueva norma de calidad.

Aplausos de la OCU

Esto, sumado a otros cambios, hará que el producto sufra alteraciones “a nivel organoléptico” a las que deberá acostumbrarse el consumidor.

Por parte de los consumidores, la OCU salió al paso para aplaudir la modificación legislativa aprobada por el Gobierno el viernes 26 de abril, y reconoció que incluye “muchas” de sus reivindicaciones.

Restringir el uso de la palabra “integral” a los panes elaborados con harina 100 % integral permitirá “evitar la situación actual, en la que se atribuyen esta condición otros productos” sin incluir ese requisito, defendieron desde la entidad.

Es la primera normativa que restringe el uso del término artesano, ya que lo reserva para los panes fabricados mediante procedimientos manuales, evitando la publicidad engañosa”, subrayaron desde la OCU, que también se congratuló por la aprobación de un incentivo fiscal para rebajar el IVA al 4 % a un mayor número de panes.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Loading...