ALIMENTACIÓN IBÉRICO

La norma de calidad del ibérico, de las más avanzadas pero le falta difusión

Lo asegura el director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero. No todos los consumidores saben aún distinguir los diferentes precintos de colores que determinar las distintas categorías.

Varios jamones ibéricos con distintas bridas de colores correspondientes a la norma de calidad. EFEAGRO/Cedida por Asici.Varios jamones ibéricos con distintas bridas de colores correspondientes a la norma de calidad. EFEAGRO/Cedida por Asici.

El director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero, ha asegurado que “pocos productos” tienen una norma de calidad “tan clara y especificada” como la del ibérico pero “hace falta más difusión” para que “todos” los ciudadanos conozcan el significado de los precintos de colores.

Lo ha señalado hoy en declaraciones a los periodistas tras clausurar en Madrid un acto de la campaña promocional “Ham Passion Tour” de la Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) en la que ha manifestado que el consumidor “medio” sí “conoce bien” este producto porque está en la alimentación “cotidiana” pero hay que “insistir más” en sus particularidades y sus diferentes tipos.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, según ha avanzado Herrero, lanzará en 2020 una campaña institucional en medios de comunicación, redes sociales y publicidad exterior para explicar el etiquetado de los productos alimentarios y, entre ellos, estará el ibérico. “Tenemos que procurar entre todos que la información sea veraz y que indique la realidad de lo que hay detrás de los alimentos”, ha reseñado.

En ese sentido, ha valorado los dos primeros años de campaña del ibérico, financiada con fondos europeos, por aportar información y dar promoción a este producto que es un “excelente embajador” de la gastronomía nacional.

Para Herrero, es necesario que los consumidores conozcan “lo que hay detrás” de una loncha de jamón: una cadena de producción, desde el ganadero que cuida al animal en “condiciones óptimas”, a la industria “potente” que cura los productos.

Es un sector, en definitiva, que trabaja “intensamente” en la calidad y en aspectos como el bienestar animal, la sostenibilidad, la eficacia y la eficiencia.

“Ham Passion Tour”

El presidente de Asici, Antonio Prieto, ha afirmado en declaraciones a Efeagro que la campaña ha llegado a 350 millones de consumidores potenciales en los principales destinos del ibérico español, es decir, Francia, Alemania y Reino Unido, además de México y España.

Había que “valorar” el producto en esos mercados y dar a conocer el trabajo que está desarrollando el sector para potenciar la trazabilidad del producto, con la creación, por ejemplo, del software Ítaca.

También esencial ha sido dar a conocer los cuatro precintos de colores que implantó la nueva norma de calidad del ibérico en 2014 para diferenciar la pureza racial y tipo de alimentación de cada producto pieza.

Demostración culinaria a base de jamón ibérico dentro de la campaña “Ham Passion Tour”. EFEAGRO/J.J.Ríos

En ese afán por aportar información a los prescriptores y consumidores, la interprofesional ha lanzado una aplicación gratuita para móviles que permite leer el código de barras del precinto de cada pieza ibérica para conocer el tipo de producto (jamón o paleta), la alimentación que recibió, su pureza racial, la fecha de inicio de su elaboración o la comunidad autónoma de origen. Lleva un año disponible y ha recibido 22.600 descargas de usuarios procedentes de 38 países.

El objetivo, según ha apuntado, es seguir volcando más información en el dispositivo para que el consumidor “siga teniendo confianza en este producto gourmet”. “Ham Passion Tour” comenzará ahora su tercer año de andadura con la intención de “reforzar” el trabajo desarrollado hasta la fecha.

Por su parte, el gerente de Asici, Andrés Paredes, ha remarcado que el nivel de fraudes en el sector se ha reducido “muchísimo” gracias a los avances normativos y a las inspecciones implementadas a nivel de explotaciones, mataderos e industria.

Paredes ha informado de que en 2018 se sacrificaron 3,7 millones de cerdos ibéricos, de los que algo menos del 20 % fueron de bellota, un 18 % de cebo de campo y el resto de cebo.

Ha aconsejado a lo consumidores que si quieren comprar un ibérico se fijen en los precintos de color que así lo avalan o en los sellos de las denominaciones de origen reconocidas. El acto ha contado con una demostración culinaria a base de ibérico a cargo del chef Javier Estévez y con una cata dirigida por el catedrático Jesús Ventanas.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...

EFE VINOS

Un hombre catando un vino. EFE/Rafa Alcaide.
SE PUEDE CONSUMIR DURANTE LA PASCUA JUDÍA

Bodegas Faustino comienza a elaborar vino Kosher