JUNTO A IH CANTABRIA

Noja dirige su I+D+i hacia la explotación comercial de las algas de sus playas

El Ayuntamiento de Noja (Cantabria) ha iniciado un programa dirigido a la creación de actividad económica y empleo en torno a las capacidades y recursos que se pueden obtener de las algas y que no habían sido analizados en profundidad.

Noja cree que sus algas pueden tener usos culinarios y  terapéuticos. Foto: EFE ARCHIVO/ Felipe TruebaNoja cree que sus algas pueden tener usos culinarios y terapéuticos. Foto: EFE ARCHIVO/ Felipe Trueba

El alcalde de Noja, Miguel Ángel Ruiz, y el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Ayuntamiento, Francisco Martín ya se han reunido para perfilar las líneas generales de un proyecto que cuenta con el respaldo del Gobierno de Cantabria.

Desde el Ejecutivo regional se ha puesto de relieve la “buena variedad” de algas existentes en Noja, tanto en cantidad como en calidad, para uso culinario y terapéutico, ya que esta zona costera es una de las principales para la explotación comercial.

Por ello se requiere la idoneidad de estas plantas por parte de organismos oficiales especializados y aceptados internacionalmente y el plan garantiza que los recursos extraídos del mar “son renovables y mantienen el equilibrio del ecosistema“.

Puesta en marcha de industrias

Martín ha considerado el proyecto de gran interés por lo que supone de aprovechamiento de un recurso natural que puede implicar a un gran número de industrias y que se encuentra en un momento de gran interés comercial.

Ha incidido, además, en que este proyecto puede contribuir a la desestacionalización del turismo a través de iniciativas destinadas a paquetes de salud, como son los tratamientos con algas.

El proyecto busca, en un primer paso, analizar la viabilidad técnica y económica del recurso del alga desde el punto de vista de creación de actividad, oportunidades empresariales y empleo.
En segundo lugar, se llevarán a cabo iniciativas afines de impacto social y económico para el municipio, vecinos y visitantes.

Según ha explicado el alcalde, la recolección de las algas se hace a mano, sobre las rocas y habitualmente dentro del agua, seleccionando y cortando las plantas adultas en su momento óptimo de desarrollo, justo antes de que se marchiten.
Después del trabajo artesanal de selección y recolección en el mar, las algas frescas son revisadas, seleccionadas de nuevo y secadas en cámaras a baja temperatura para consumo humano como verdura deshidratada.

Dos toneladas al día

De esta forma el aire y sus propias sales marinas las conservan de forma natural y duradera.
Por ello, el proyecto prevé la disposición de instalaciones para secar hasta dos toneladas diarias de algas frescas, recién cosechadas, que se convertirán en unos 200 kilos de algas deshidratadas, listas para envasar en hoja o bien para ser molidas e incorporadas en los diversos productos elaborados.
Con la colaboración del Instituto de Hidráulica Ambiental (IHCantabria) en Noja se tienen identificadas las zonas de producción y la cantidad de ciertas algas que son idóneas para el uso culinario y terapéutico.
Se trata de un recurso continuo a lo largo de su historia, que ha tenido un aprovechamiento residual y que se considera de un valor diferencial y susceptible de ser investigado.
Entre los posibles usos y posibilidades de actuación se podrían considerar el culinario, la algoterapia, la cosmética y dermatología.
Además poseen sustancias que protegen ante los radicales ultravioletas, con lo cual pueden utilizarse en cremas y fluidos fotoprotectores, cultivo e investigación.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Innovación
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.