GASTRONOMÍA

Martin Scorsese, un director de recetas

“Desde mis primeros cortos había escenas donde se cocinaba”, declaró una vez Martin Scorsese, dando cuenta de la herencia cultural y gastronómica italiana de la que disfrutaba, ahora recogida en el recetario “Italoamericanos”, una particular versión escrita del documental del mismo título que rodó en 1974.

Martin Scoresse en la presentación de 'Shutter Island' en Roma. Foto. Claudio Onorai. Martin Scoresse en la presentación de "Shutter Island" en Roma. Foto. Claudio Onorai.

Aquel documental fue rodado entre la cocina y el salón de su casa de Nueva York, en Little Italy, y reflejaba la historia de los Scorsese desde su Sicilia natal, contada por sus familiares, entre plato y plato de pasta italiana, muchos de ellos preparados por la madre del cineasta, Catherine Scorsese, que firma este “Libro de cocina de la familia Scorsese”.

Traducido al español por el poeta Jesús Aguado y publicado por la editorial malagueña Confluencias, el recetario es también un álbum familiar que reúne instantáneas tan curiosas como la de Joe Pesci, Robert de Niro y Ray Liotta sentados a la mesa con Catherine Scorsese, aunque ninguno emplea sus dotes interpretativas para disimular el apetito que les suscitan los platos.

El epígrafe “Cocinando durante el rodaje” incluye las recetas de los “Huevos escalfados con guisantes”, con la indicación de que no se debe tirar el líquido de la lata de guisantes, y la “Sopa de pollo y escarola con bolitas de carne”.

Capítulo aparte merecen las albóndigas, que Catherine, según propia confesión, aprendió de su suegra: “Las albóndigas tienen que salir tiernas. No como esas albóndigas que algunos te dan por ahí. Más duras no pueden ser. Si las arrojas contra una pared ésta se resquebraja”.

En el documental Charles Scorsese, padre del director, aprovechaba para afirmar sobre su esposa: “Aprendió más de mi madre que de la suya”, como corroborando el relato de Catherine en el arranque del recetario, justo antes de los ingredientes precisos para lograr una buena salsa de tomate con carne.

“Cuando una se casa no suele ser una buena cocinera. Así que me fijaba en cómo preparaba la salsa mi madre. Y también en cómo la hacía mi suegra. Aprendí un montón de mi suegra y también de mi familia”.

Charles Scorsese, cuando toca el turno de las colas de langosta rellenas -una receta de su esposa a base de tomate, ajo, perejil, pimienta roja y aceite de oliva- recuerda que en casa de su madre, en Navidad, no se instalaba ningún árbol -“esta clase de cosas antes no les importaban demasiado”, recuerda- pero sí que después de asistir a misa se celebraba una gran cena con toda la familia.

Tras la fórmula de la ensalada de calamares, caracoles y gambas, con apio, aceitunas verdes y negras, zumo de limón y pimienta negra, entre otros ingredientes, CharlesScorsese, al evocar a sus padres, asegura: “Su principal preocupación era que comiéramos y estuviéramos sanos, eso era lo que más les importaba”.

Hija de inmigrantes sicilianos, Catherine Scorsese nació en el barrio de Little Italy, donde conoció a su marido y trabajó en un negocio de ropa mientras crió a sus dos hijos, Frank y Martin, a cuyas órdenes trabajó interpretando pequeños papeles en varias de sus películas, como “Uno de los nuestros” y “Casino”, cuyos descansos de rodaje aprovechaba para cocinar para los actores.

También ha actuado bajo la dirección de Francis Ford Coppola y Susan Seidelman, quienes seguro que han probado algún plato del recetario de los Scorsese de sopas, pastas, pollo y carnes, pescados y mariscos, verduras y huevos, pizzas y calzones, postres y cinco platos especiales para fechas señaladas: Navidad, San José, Santa Lucía, Inmaculada y Semana Santa. EFEAGRO

Etiquetado con: ,
Publicado en: Gastronomía     Gastronomía
(No Ratings Yet)
Loading...