AGRICULTURA REGADÍOS

Los regantes del Guadalquivir dispondrán de un 20 % menos agua por la sequía

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir mantiene su previsión de desembalse para la campaña de riego 2020 en 1.000 hectómetros cúbicos ( hm³) para el Sistema de Regulación General, lo que supone un 20,6 % menos que en 2019 dada la situación delicada de la cuenca por la escasez de lluvias en este año hidrológico.

Barcos turísticos del río Guadalquivir amarrados junto a la Torre del Oro de Sevilla. Efeagro/Raúl CaroBarcos turísticos del río Guadalquivir amarrados junto a la Torre del Oro de Sevilla. Efeagro/Raúl Caro

Asimismo, la previsión de dotación de riego es de entre 3.000 y 3.200 m³ por hectárea, un 44,4 % menos que la pasada campaña.

Estas dotaciones son las que propuso la CHG en la última comisión de desembalse, celebrada el 3 de marzo pasado, con la disponibilidad hídrica que había en ese momento, aunque “no van a cambiar sustancialmente a no ser que haya lluvias de más entidad” antes de la próxima reunión, que no tiene fecha por ahora.

En declaraciones a Efe el presidente de la CHG, Joaquín Páez, ha explicado que la campaña de riego 2020 va ser dura y “requerirá el esfuerzo de todos, tanto de los usuarios como de la propia Confederación”.

Campaña Dura

Los regantes conocen que las circunstancias actuales obligan a tener dotaciones más bajas de agua que el año pasado, si bien demandan tener “números reales antes del inicio de la temporada de riego de sus cultivos para hacer sus previsiones”, ha destacado.

Asimismo, Páez ha hecho hincapié “en el control y la vigilancia que ejercerá el Organismo de cuenca del recurso” y ha abogado por la cooperación con otras administraciones para que “no se produzcan acciones que favorezcan la competencia desleal en el sector en una situación hídrica desfavorable como esta”.

Igualmente, ha apelado a la “mentalización de los regantes de intentar un ahorro máximo con técnicas eficientes”.

Las lluvias de las ultimas semanas de marzo y abril no han aliviado la situación en la cuenca del Guadalquivir, con una precipitación media de 69 milímetros que ha aumentado el volumen embalsado en 40 hm3, lo que supone apenas un 0,5 % en la capacidad total.

regantes del guadalquivir sequía

Tramo final del Canal del Bajo Guadalquivir-Balsa de Lebrija, Efeagro/Julio Muñoz

El año hidrológico 2019/2020 ha sido el más seco de los últimos veinticinco años registrados, con un 24 % menos de precipitaciones y un 68 % menos de aportaciones a la cuenca, y la lluvia acumulada desde el 1 de octubre al 31 de marzo es de 3.072 litros por metro cuadrado, un 15 por ciento menos de respecto al valor de esta media histórica.

Año irregular

Desde su inicio, este año hidrológico está resultando muy irregular, ya que, a pesar de las borrascas y DANAS sufridas en el país durante los meses de otoño, la cuenca solo ha recibido ciertas aportaciones que han sido significativas solo en el caso de la borrasca “Elsa“, a finales de noviembre, que dejaron unas precipitaciones medias de 116 litros por m² y más de 700 hm³ en los embalses del Guadalquivir.

Por el contrario, enero ha sido mucho más seco y en febrero el déficit de precipitaciones con respecto a la media histórica ha sido del 98%, con tan solo un litro por m² registrado en los 29 días de ese mes.

“No somos pesimistas, somos realistas y nos vamos a tener que esforzar tanto los consumidores, usuarios, regantes y la confederación para intentar gestionar estos números que no son los que nos gustaría”, ha admitido Páez.

Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Cargando…

servicios

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO