INVESTIGACIÓN HORTÍCOLA

Los plásticos de invernadero influyen en la calidad nutricional del tomate

El Imida ha constatado que los materiales utilizados en las cubiertas de  invernadero, con la formulación óptima para la transmisión de determinadas radiaciones, puede potenciar las características nutricionales del tomate.

Invernaderos en Níjar, en la zona de Cabo de Gata. Foto: EFE ARCHIVO/ Joaquín RuizInvernaderos en Níjar, en la zona de Cabo de Gata. Foto: EFE ARCHIVO/ Joaquín Ruiz

Según han informado fuentes del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario, dependiente de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente de Murcia, este proyecto, financiado con fondos Feder, se centra en el estudio de la influencia de los diferentes tipos de radiaciones en el desarrollo vegetativo y productivo de la planta, así como en la presencia en el fruto de principios tan importantes para la salud como antioxidantes, hidrosolubles y liposolubles.

El proyecto, titulado ‘Mejora de la productividad y la calidad de la producción de los cultivos hortícolas protegidos inducida por la multifuncionalidad de los materiales plásticos‘, es fruto de una tesis doctoral, realizada por Marta Rodríguez, que obtuvo la calificación de sobresaliente “cum laude”.

Los resultados obtenidos apuntan que los mayores niveles de radiación UVA y temperatura influyen de forma positiva en la calidad organoléptica de los frutos y el incremento de UVB en el índice de macronutrientes.

Además, el aumento de la fracción de UVA proporciona mayores y mejores valores de actividad antioxidante en general, han explicado las fuentes, que han indicado que la mayor inducción térmica provocada en el interior del invernadero por efecto de la radiación IR, favorece los niveles de actividad antioxidante, así como el índice de la mayoría de los contenidos del fruto.

Así mismo, los materiales plásticos de cubierta aportan prestaciones diferentes según la base polimérica de su composición, a las que se suman las generadas por una gama de aditivos susceptibles de ser incorporados.

Como resultado, según han explicado, se obtienen filmes de cubierta que pueden seleccionar la cantidad y calidad de la radiación que penetra en el interior del invernadero y es absorbida por la planta, al tiempo que la presencia de un aditivo para paliar el envejecimiento del filme de cubierta y potenciar la opacidad de la radiación UV, puede provocar efectos colaterales sobre los índices de los contenidos salutíferos del fruto, variando así su valor nutricional.

Según las fuentes, esta investigación “abre una novedosa línea de trabajo a desarrollar entre las empresas transformadoras del sector plástico, y los centros de investigación agraria y docente que han llevado a cabo la tutoría del proyecto”.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.