PLAN PARA REDUCIR LAS GRASAS Y EL AZÚCAR

Apelan a la responsabilidad del consumidor para reducir azúcar, sal o grasas

Fabricantes de alimentos, cadenas de supermercados y representantes de la restauración y el “vending” coinciden en destacar su compromiso con la salud, aunque han advertido de que al final es el consumidor con sus decisiones de compra el máximo responsable de optar por una dieta equilibrada.

Acuerdo para reducir la sal, las grasas y azúcares en los alimentos. EFEAGRO ARCHIVO / Concha RubioAcuerdo para reducir la sal, las grasas y azúcares en los alimentos. EFEAGRO ARCHIVO / Concha Rubio
"De nada nos vale reducir el azúcar o las grasas si luego el consumidor lo rechaza", defiende el presidente de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Tomás Pascual.

En la presentación del “Plan de Colaboración para la mejora de la composición de alimentos y bebidas y otras medidas 2017-2020“, un documento firmado por todo el sector junto al Ministerio de Sanidad y que marca objetivos en materia de reducción de azúcar, sal y grasas saturadas.
Concretamente, el plan pretende disminuir en torno a un 10 % el contenido de estas sustancias en más de 3.500 productos (desde derivados cárnicos hasta lácteos pasando por la bollería o los aperitivos) durante los próximos tres años, un compromiso al que se han adherido medio millar de empresas.
El representante de los fabricantes de alimentos de España incide  en la necesidad de formar adecuadamente a los consumidores para concienciar a la población de la importancia de unos hábitos de vida saludables y que, de esta forma, la iniciativa tenga éxito.
“La industria alimentaria es hoy la primera interesada en la salud de la población y la correcta alimentación es uno de los factores que influyen”, subraya el presidente de FIAB.

Tomás Pascual Gómez-Cuétara, presidente de FIAB. EFEAGRO/Cedida por FIAB.

Tomás Pascual Gómez-Cuétara, presidente de FIAB. EFEAGRO/Cedida por FIAB.

Pascual también defiende también que la industria alimentaria está conformada por “personas íntegras” que se dedican a “escuchar al consumidor” para satisfacer sus necesidades.
“Y lo digo en estos momentos, cuando hay noticias o comentarios que pueden hacer pensar que no nos preocupamos por nuestros consumidores o por la salud de los ciudadanos”, ha explicado.

La distribución coincide: la responsabilidad también es del consumidor

Como portavoz del sector de la distribución en el acto de hoy, el presidente de la patronal de supermercados Asedas, Ignacio Magarzo, defiende igualmente que el “éxito” de este plan para reducir el contenido de azúcar, sal y grasas saturadas está en manos de la población.

“Son los consumidores los que deben incorporar a sus prioridades la elaboración correcta de sus dietas y deben acatar y aceptar los cambios hechos en los productos. Sin el uso responsable de su capacidad de elección, ni éste ni ningún otro instrumento dirigido a mejorar la composición de los alimentos tendrá éxito“, ha insistido.
En este sentido, reclama a las administraciones públicas que trasladen este mensaje a la sociedad civil.
Además, Magarzo recuerda que en otros países los problemas de obesidad están vinculados con el difícil acceso a alimentos más saludables -habitualmente por su precio-, algo que ha considerado que en España no ocurre.

(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.