ALIMENTACIÓN VERANO

Los consejos para que alimentarse en verano sea sano y sostenible

Evitar el desperdicio alimentario o tener mucho cuidado con las altas temperaturas, que pueden estropear los alimentos, son algunas de las recomendaciones que hace la industria alimentaria.

Imagen del interior de un frigorífico. Foto: PexelsImagen del interior de un frigorífico. Foto: Pexels

Con la llegada del verano, la rutina da paso a los días de descanso, relajación y diversión en los que cambian mucho los patrones de alimentación. El cambio de patrones o los viajes, unido a las altas temperaturas hacen indispensable saber unos cuantos consejos para una alimentación sana y sostenible.

Desde la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) han dado algunas pautas que presentamos a continuación:

-Cuidado con las altas temperaturas, pueden estropear los alimentos

Durante el verano, el control de la temperatura es vital para garantizar que los alimentos sean seguros, lo que nos lleva a extremar las medidas a la hora de conservarlos. Las altas temperaturas del periodo estival favorecen la reproducción de microorganismos en los alimentos, acelerando la degradación del producto y propiciando el riesgo de intoxicación. Mantén los alimentos refrigerados a una temperatura óptima y evita que acaben en la basura.

Mantén la temperatura adecuada de los productos para que no se deterioren. No rompas la cadena de frío

En la nevera, es importante ubicar los alimentos según las distintas temperaturas interiores del frigorífico. A la hora de la compra, los alimentos refrigerados y congelados deben adquirirse al final, y ser transportados en bolsas térmicas para mantener la cadena de frío. Una vez en casa, no te olvides de guardar primero los productos que requieran refrigeración y así evitar que se echen a perder.

Evita el desperdicio, no dejes que lo alimentos que no vayas a consumir se estropeen

Verano es sinónimo de ocio y planes imprevistos, siendo habitual hacer más comidas fuera de casa. Antes que los productos se estropeen, puedes cocinarlos y congelarlos.  

Varios voluntarios preparan alimentos. Foto: EFE/Kiko Huesca

Un grupo de alimentos en un lineal. Foto: EFE/Kiko Huesca

-En la montaña o en la playa, no te olvides de depositar los residuos en sus contenedores

Tanto dentro como fuera de casa, los buenos hábitos deben acompañarnos siempre, además ¡el medio ambiente no se va de vacaciones! Si no encuentras un contenedor cercano, guárdalo para después depositar cada residuo en su contenedor correspondiente. De esta manera contribuyes a la preservación del medio natural.

-Si te vas de casa por un tiempo prolongado, dona los alimentos que puedan caducar

Los Bancos de Alimentos y comedores sociales viven también su temporada alta en verano. Sin embargo, el número de donaciones suele descender en esta época del año, concentrándose en el periodo navideño. Si las vacaciones te pillan con el frigorífico lleno, apúntate a la donación solidaria, evitas el desperdicio y ayudas a los que más lo necesitan.

 

La FIAB también hace una serie de recomendaciones generales como permanecer hidratado para ayudar al organismo a regular la temperatura corporal; mantener un estilo de vida saludable, con una dieta variada y equilibrada y actividad física en tu tiempo libre o aprovecha las horas de luz del verano para ahorra energía.

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...