GASTRONOMÍA EN LA RED

Loleta (bloguera): “Al público ya no le sirve leer recetas, quiere ver”

La abogada Lola Bernabé López-Cózar “Loleta” explica que al público gastronómico en la red ya no le llega con “leer recetas”, sino que “quiere ver”, y por eso piensa que uno de los principales “retos” es la adaptación a los nuevos medios digitales como Instagram y Youtube.

La abogada Lola Bernabé López-Cózar 'Loleta' , en una imagen de su vídeo de Canal Cocina. Foto: imagen de Canal Cocina.La abogada Lola Bernabé López-Cózar "Loleta" , en una imagen de su vídeo de Canal Cocina. Foto: imagen de Canal Cocina.

Loleta es una malagueña que, tras su paso por el mundo empresarial en el que trabajó con fuertes multinacionales, decidió dar un vuelco a su vida y dedicarse a su pasión: la cocina, que combina con otra importante afición, los viajes. Hace ya cuatro años llegó a la red con su blog en “un paso muy natural con las nuevas tecnologías” y desde entonces se ha creado una imagen de marca que la ha llevado a ganar el premio Blogueros Cocineros en 2013 y a ser una referencia en el Canal Cocina.

“En mi caso, la cocina tradicional ha estado siempre presente y llega un momento en que a través de las redes sociales, por internet, tienes la oportunidad de poder compartir con mucha más gente. A lo mejor nos ha costado más porque no hemos nacido con esa tecnología, pero los que vienen empujando súper fuerte no conciben ya el mundo sin ella”, destaca. Observa que “el público de internet demanda lo mismo que el público tradicional”, aunque la red tiene grandes ventajas con respecto a los habituales libros en papel.

“Al que le gustan las recetas típicas, pide eso, pero el que quiere algo más, lo tiene mucho más fácil que antes, que era muy complicado acceder a recetas de algunos tipos de cocina porque no estaban a tu alrededor”, continúa. Tiene acceso el usuario a “todo lo que hay en todo el mundo” y puede consultar recetas de “Australia, Estados Unidos, China o Japón”, entre otros, por lo que recuerda que con “conocimiento de idiomas, lo tienes muy fácil”. Después de cuatro intensos años de trabajo ya “casi” vive íntegramente de su trabajo en la gastronomía digital, aunque reconoce que los inicios fueron difíciles.

“Es un proceso lento en el que hay que trabajar mucho para que la gente empiece a confiar en ti. Yo empiezo el blog en un periodo de crisis total y ahora la crisis la estamos dejando atrás y eso también se nota en la inversión de las distintas marcas en publicidad digital. Es difícil, pero se puede si se trabaja mucho”, añade.

 Los retos de la gastronomía digital

Los “retos” son “fidelizar a los seguidores y saber adaptarte”, pues es importante que los usuarios opten siempre por los mismos cocineros de referencia y también conseguir adelantarse a lo que demandan. Cuando empezó, Facebook era la referencia y ahora “se está quedando atrás” porque “vienen empujando muy fuerte Instagram y Youtube”. “La gente no quiere solo leer, quiere ver. Quien sepa adaptarse a eso más rápidamente, más fácil lo va a tener”, argumenta.

Ella incide en la importancia de la “fotografía” y las redes vinculadas a ella, como Instagram, y sobre eso ha insistido esta semana a los participantes de Ecomgastro, donde expertos en turismo, publicidad, comunicación y gastronomía han desvelado las principales novedades del mundo de la comida. Aunque Loleta ya es conocida por su faceta digital, no reniega de la tradición y confiesa que tiene “una biblioteca de más de cien libros de cocina”: “Me encantan los libros, me encanta el papel. Cuando sé de un autor que me gusta, me gusta tener el libro en papel”, detalla. No descansa para llegar a más gente a través de internet en un proceso que “es muy complicado y requiere muchísimo trabajo”, pero también tiene sus puntos positivos.

“La mayoría de la gente no se puede imaginar la cantidad de horas que requiere esto. Todo depende del nivel de calidad que quieras. En mi caso siempre he tenido muy claro cuál era el nivel de calidad que quería ofrecer y para eso hay que hacer un esfuerzo muy grande. Ya se me ha olvidado la última vez que tuve un domingo por la tarde tirada en el sofá”, indica. “Eso ya no existe -agrega-, cuando tengo un rato para tirarme en el sofá es para editar fotografía o para estar buscando información de un artículo que quiero escribir. Requiere ello de muchísimas horas de dedicación, pero tienes la gran satisfacción de dedicarte a lo que te gusta”, termina.

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Gastronomía     Gastronomía
(No Ratings Yet)
Loading...