Con compromisos sobre una compra ética

Las ONG piden una regulación europea para el comercio justo

El responsable de Estudios del Centro Estatal de Comercio Justo (CECJ), Gonzalo Donaire, ha pedido una directiva de la Unión Europea para definir compromisos concretos con una compra pública ética.

Imagen de archivo de un expositor de productos a la venta. Foto:EFE/Lavandeira jrImagen de archivo de un expositor de productos a la venta. Foto:EFE/Lavandeira jr

Organizaciones sociales y de comercio justo se han reunido esta semana en Madrid con representantes del Parlamento Europeo.  En dicha jornada, Donaire ha detallado a Efeagro que Bruselas debería desarrollar medidas para aplicar una política comercial más justa.

Ha abogado por incluir en los pliegos de contratación pública, no sólo criterios de rentabilidad, sino también criterios de sostenibilidad medioambiental, de justicia social, comercial y de equidad de género.

Ha puesto como ejemplo al Gobierno de Ecuador, que se ha comprometido mediante una normativa a que el 5 % de la contratación se realice con empresas de la economía social solidaria.

En segundo lugar, ha pedido a Europa una directiva que “ponga coto y penalice” las actividades “contrarias a los derechos humanos y medioambientales que realizan las multinacionales europeas, tanto dentro como fuera de la UE”.

“Es decir, que de alguna manera controle los desequilibrios que hay en la cadena comercial, en la que hay unos pocos actores que se quedan con el grueso de los beneficios y muchos productores y consumidores, tanto en origen como en destino, que tienen poca capacidad para decidir”, ha apuntado.

¿Intereses privados frente a ciudadanía?

Ha mantenido que la actividad comercial europea se “caracteriza” por “apoyar abiertamente el libre comercio y anteponer los intereses privados de las empresas frente a los derechos de la ciudadanía, tanto de los consumidores europeos como los productores en el sur”.

Esto genera “externalidades negativas” cuando las multinacionales europeas abren mercados en el sur, “en supuesta igualdad de condiciones”, cuando sin embargo “ya tienen una serie de capacidades productivas previas mayores, lo que al final acaba por desbordar al pequeño y mediano comercio”.

Por otro lado, ha admitido que las organizaciones por el comercio justo siguen utilizando la diferencia norte-sur porque trabajan más con los productores marginalizados de la zona sur del planeta pero ve propicio “ampliar” ese concepto para incluir en el “sur” a los productores o consumidores del norte que reciben un “impacto negativo” de estas políticas comerciales europeas.

“Hoy podemos hablar de ‘sures’ en el norte y de ‘nortes’ en el sur”, ha sentenciado.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.