DÍA DE LA MUJER

Las mujeres del mar españolas perseveran en su camino de generaciones hacia la igualdad

Las mujeres de la pesca progresan hacia la igualdad, en el duro y masculino mundo del mar, pero con muchas asignaturas pendientes y desafíos que esperan superar, en un camino largo, que se mide en generaciones.

La armadora y pescadora de Gandía (Valencia) Mari Carmen Argudo. Efeagro/Federación Nacional de Cofradías Pesqueras.  La armadora y pescadora de Gandía (Valencia) Mari Carmen Argudo. Efeagro/Federación Nacional de Cofradías Pesqueras.

Armadoras, mariscadoras y directivas de asociaciones y patronales pesqueras de toda España analizan, en declaraciones a Efeagro, los retos para reducir la brecha de género, en la víspera del Día de la Mujer y tras un año de pandemia que también ha impactado en sus trabajos por la visibilidad.

Así lo describen la presidenta de la Asociación de Mujeres de la Pesca (Anmupesca), la mariscadora Rita Míguez (Pontevedra); la presidenta de la asociación de armadores de Almería Asopesca, María Ángeles Cayuela, presidenta de la asociación andaluza Andmupes; y María Carmen Argudo (Gandía, Valencia), vicepresidenta del grupo de Mujeres de la Federación Nacional de Cofradías Pesqueras.

La presidenta de la Plataforma Tecnológica de la Pesca y directora de la federación de pescaderías Fedepesca, María Luisa Álvarez, subraya que existe una generación de mujeres, en torno a los 50 años, que avanza en puestos de dirección y recoge frutos de otras anteriores que lucharon, pero aún “no son todas”.

Las mujeres representan un 20 % del empleo de la pesca española; en la industria, un 65 %, y en el comercio minorista, un 52 %.

 

Demandas laborales

 

“Queda un largo camino por delante”, manifiesta la presidenta de Anmupesca, entidad que engloba a mujeres de Galicia, Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Andalucía y Madrid y que incorporará en breve a féminas de Cataluña y de Canarias.

A juicio de Míguez, existe una deuda con la “mejora de las condiciones laborales” de la pesca y con el reconocimiento de sus enfermedades profesionales.

Lamenta la “discriminación” por la escasa presencia femenina en los foros de decisión: “¿Cómo se van a tener en cuenta realidades como la incidencia de cánceres de mama en mariscadoras, rederas o armadoras si nadie se ha preocupado de poner encima de la mesa la dificultad para realizar nuestras ocupaciones?”, añade.

Otro ejemplo es la diferencia en los coeficientes para la jubilación de colectivos como los de mariscadoras o profesionales que “no ganan el salario mínimo interprofesional y tienen que diversificar su tarea trabajando hasta 10 horas al día”.

La presidenta de Anmupesca, Rita Míguez. Efeagro/Óscar Vífer/Anmupesca

La pandemia paralizó una mesa de trabajo para abordar estos problemas, con los Ministerios responsables de Igualdad, Seguridad Social, Pesca y Trabajo.

Argudo y Cayuela subrayan las diferencias entre autonomías, ya que en Galicia y en el País Vasco rederas y neskatillas tienen un reconocimiento y pueden cotizar la Seguridad Social, pero en la España mediterránea y del sur no.

Míguez, Cayuela y Argudo piden que los reconocimientos públicos se conviertan en “hechos” y en derechos.

En este sentido, Cayuela explica que las asociaciones de mujeres deben ser convocadas para las negociaciones en Madrid entre el Gobierno y el sector, “como ocurre en Andalucía”.

Señala que las mujeres del mar pretenden hacerse oír en Bruselas con voz propia, cuando pase la pandemia, porque en la Política Pesquera Común (PPC) “no hay perspectiva de género”.

 

Internet, conciliación familiar y acceso difícil a la profesión

 

Cayuela, tercera generación de una familia de pescadores, dice que la pandemia ha frenado la red de contactos entre mujeres de los puertos, pero les ha unido más virtualmente.

Como muestra, en Andalucía se están impulsando cursos e iniciativas que redundan en la autoestima, como la incorporación a internet y a las redes sociales de trabajadoras que a sus más 60 años no habían tenido antes manejo digital.

La presidenta de Andmupes, Ángeles Cayuela (i), entrega un reconocimiento por el Día de la Mujer a la almeriense Angustias Quero (c). Efeagro/Elvira Morote/OPP-71

Las armadoras coinciden también en que la conciliación familiar es “imposible” si no tienes “soporte 24 horas”, como es el caso de Argudo, quien llegó a la profesión por su marido y su familia política y tiene garantizado el relevo generacional de sus dos barcos, gracias a su hijo.

Pero Argudo conoce mujeres pescadoras que no han sido madres por escoger el mar.

En el día a día, no ha encontrado discriminación entre los compañeros, por moverse en un entorno familiar, pero advierte de que una mujer hoy en día tiene difícil encontrar trabajo en el sector si no proviene de una familia pesquera.

 

Mujeres en la pescadería 

 

Un 52 % de los trabajadoras de las pescaderías españolas son mujeres, pero a juicio de la directora de Fedepesca, faltan “emprendedoras completas”, gestoras o administradoras en estas pymes.

La directora de la federación que agrupa a las pescaderías, Fedepesca, M.Luisa Álvarez. Efeagro/Fedepesca

La directora de Fedepesca, M.Luisa Álvarez. Efeagro/Fedepesca

En el mostrador, añade que no hay trato discriminatorio, sino que los problemas están en la dureza de la profesión o en necesidad de que la Administración reoriente sus apoyos.

Álvarez anima a las jóvenes a emprender en la pescadería, un sector sin paro y con imagen renovada tras el coronavirus.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Pesca
(No Ratings Yet)
Cargando…

COMIDA Y BEBIDA