GASTRONOMÍA

La Giralda, el sabor de Andalucía en Madrid

Andaluz por los cuatro costados, con el inconfundible sabor del pescaíto frito característico de Málaga, Cádiz y Sevilla y que junto a los guisos marineros, el jamón de bellota, los quesos o el rabo de toro son los platos estrella de “La Giralda”, en pleno corazón de Madrid y ahora también en clave flamenca

play Pasillo de un restaurante. Imagen: Cristian Gerhardt. Pasillo de un restaurante. Imagen: Cristian Gerhardt.

El alma mater de La Giralda es Carmelo Espinosa, un almeriense de nacimiento, criado desde los cuatro años en Barcelona y que años más tarde se trasladaría a Madrid para continuar con su profesión de novillero sin picadores, pasión que tuvo que compatibilizar con otros oficios para poder sobrevivir.

Espinosa da sus primeros pasos en el sector de la restauración atendiendo, junto a su mujer María Luisa Arias, a los montañeros que cada fin de semana llegaban a su restaurante en Manzanares el Real; pero es hacia 1976 cuando “con ayuda de unos créditos”, explica a Efeagro, se hace con el que sería la primera La Giralda en la calle Hartzenbusch y que funcionaba desde los años 50.

Su saber hacer y la buena acogida de una cocina con sabor andaluz donde la calidad y la materia prima “se cuida a diario con esmero”, permite a la familia abrir con el tiempo un segundo restaurante en la misma calle, otro en Lanzarote y tres más en Madrid (en Maldonado, Barajas y su buque insignia, en Claudio Coello, en pleno barrio de Salamanca).

Un proceso de expansión que, como relata Espinosa, se logró en la “década prodigiosa”, y que la crisis económica actual -y la recesión del consumo- les ha impulsado a volcarse en dos de sus establecimientos más emblemáticos (Hartzenbusch y Claudio Coello) y ‘plegar velas’ en el resto.

Plato de coquinas en La Giralda. Imagen: Cristian Gerhardt.

Plato de coquinas en La Giralda. Imagen: Cristian Gerhardt.

Pero tesón es lo que le sobra a esta familia de empresarios -sus cuatro hijos (Germán, Carmelo, María y Paco) están ahora al frente del negocio-, que ha pasado de tener 110 trabajadores en los momentos de mayor expansión a los 40 de la actualidad.

“Tenemos corazón y madera de empresarios, y queremos crecer con ilusión y futuro”, reivindica Espinosa.

Con un servicio de más de 4.000 menús al mes entre los dos restaurantes, a la carta de los viernes del local de Claudio Coello se ha sumado una propuesta flamenca, con la que “el cliente, entre ellos muchos turistas extranjeros, queda encantado”.

En el cartel, la cantaora Isabel Luna, además de otros artistas que acompañan con su arte las mesas de La Giralda en las que se sientan políticos, cantantes, toreros, banqueros, altos directivos, familias y turistas atraídos por la fama del establecimiento.

La celebración de eventos es otro de los servicios que ofrece el restaurante que ha acogido, entre otras reuniones, aseguradoras, empresas, fundaciones o empresas farmacéuticas.

La familia Espinosa espera que estas Navidades sean más alegres que las anteriores y que “las celebraciones se prolonguen en el tiempo y no se concentren sólo en tres días, como el pasado año”.

A su juicio, no se puede cargar a las empresas y al consumidor de tantos impuestos: “Esto es una cadena que funciona si la gente tiene disponibilidad económica, porque sale a la calle”. EFEAGRO

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Gastronomía     Restauración
(No Ratings Yet)
Loading...