La semana agroalimentaria en cinco minutos

En el informativo de esta semana, abordamos la huelga indefinida de transportistas por la carestía del gasóil que está comprometiendo el normal funcionamiento de la cadena agroalmentaria; también vemos sus consecuencias en el sector de la pesca y la relejación de los requisitos para comprar cereales. Por otro lado, hablamos del paquete de medidas del Gobierno contra la sequía; de las protestas del campo en Madrid y del encarecimiento de la pasta en Italia.

play Un centenar de camioneros durante una de las jornadas de huelga de transporte en protesta por el alto precio de los combustibles. EFE/Quique GarcíaUn centenar de camioneros durante una de las jornadas de huelga de transporte en protesta por el alto precio de los combustibles. EFE/Quique García

La actualidad pasa por la huelga indefinida de transportes convocada por una plataforma minoritaria del sector. 

La protesta, por la carestía del combustible,  está secundada por piquetes  que están consiguiendo paralizar muchas cadenas de producción, entre ellas la agroalimentaria. 

La situación es tal que unos 24.000 agentes están escoltando convoyes de camiones para garantizar el abastecimiento de productos esenciales, como los alimentos.

El funcionamiento de la cadena láctea de distribución y producción, por ejemplo, está al límite. Y preocupa, porque es un alimento muy perecedero.

«24.000 agentes están escoltando convoyes de camiones»

La distribución, por ejemplo, de la cadena láctea está al límite; preocupa su funcionamiento porque es un producto muy perecedero.

Aspecto que presenta el lineal de lácteos esta mañana en un supermercado de Valladolid con poca variedad debido a la huelga de transportes.EFE/NACHO GALLEGO

El director general de la federación de industrias lácteas (Fenil), Luis Calabozo, alerta de la situación.

El sector productor y la industria esperan que la situación se calme en los próximos días y que las medidas del Gobierno comiencen a dar resultados para evitar la ruptura total de la cadena de suministros.

Esa carestía del combustible afecta, y mucho, a los pescadores. Ellos están a la espera de que este próximo lunes se reúnan los ministros de Agricultura europeos y adopten medidas.

Es posible que se decidan por activar el Fondo Europeo Marítimo, el Fempa, que permitiría compensar en parte esos costes extraordinarios.

«Medidas a nivel nacional»

El sector también pide medidas a nivel nacional, como bonificaciones en la seguridad social, que el Gobierno está estudiando. 

Mientras tanto, el número de barcos que se han quedado amarrados a puerto sigue subiendo por la falta de rentabilidad en esta situación.

Otra de las consecuencias de la guerra es la falta de cereales, especialmente el maíz que venía de Ucrania. Esta semana, España ha suavizado los requisitos de importación para hacer compras en argentina y brasil. El Gobierno cree que eso permite salvar la situación actual. 

Esta dependencia del exterior ha sido precisamente uno de los temas que las comunidades autónomas debatieron esta semana con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. Todas le transmitieron la necesidad de avanzar en soberanía alimentaria para hacer frente a las crisis mundiales.

La sequía

Continuamos hablando de la sequía porque las lluvias de estos días no sirven para paliar la falta de agua en el campo. 

Por eso, el Gobierno ha aprobado esta semana un paquete de medidas urgentes  fiscales, laborales y financieras para apoyar a los agricultores. 

Un conjunto de acciones que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, considera muy potentes para amortiguar la situación generada.

«Aprobado un paquete de medidas urgentes«

Entre las medidas aprobadas por el Gobierno están los aplazamientos de las cuotas a la Seguridad Social, la reducción del número mínimo de jornadas cotizadas para acceder a la prestación por desempleo y una reducción en el pago de módulos en el impuesto de la renta.

En este difícil contexto global, el sector agrario sigue con su agenda de protestas. Esta semana un millar de personas se concentró frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para denunciar la subida de los costes de producción y la falta de rentabilidad.

La organización agraria Unión de Uniones convocó el acto, con el lema “Basta ya”. Y acudieron agricultores de distintos puntos del país, algunos acompañados por sus tractores.

Desde la organización aseguraron que el campo jamás se había visto en una situación similar, ahora agravada por la guerra en Ucrania.

Ha sido una protesta previa a la gran marcha que está prevista para este domingo 20 de marzo convocada por las principales organizaciones agrarias y otras asociaciones del ámbito rural.

Carestía de pasta en Italia

Finalizamos hablando de la pasta italiana. Es un plato muy presente en las mesas de ese país pero cada vez resulta más caro. 

El Consorcio Agrícola Italiano ya ha alertado de su encarecimiento en el supermercado, creando temor entre la población porque pueda faltar este alimento.

«Los agricultores se preparan para cultivar 75 millones de quintales»

Y es que el trigo ha subido de precio hasta un 80 %. Rusia es su mayor exportador mundial y la invasión de Ucrania no ayuda a paliar  una situación que ya, de por sí, era complicada antes del conflicto. 

Italia no quiere quedarse sin su preciada pasta y Coldiretti, la mayor asociación de agricultores del país, se prepara para cultivar 75 millones de quintales más de maíz y de trigo. Con esta información, nos despedimos. Hasta la semana que viene.

Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Cargando…

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO