ALIMENTACIÓN

La marca blanca, cada vez más “gourmet”

Si la marca blanca surgió originalmente como una alternativa con su reducido precio como razón de ser, su consolidación en la cesta de la compra ha provocado su progresiva expansión hasta alcanzar ya a la gama “gourmet”.

Imagen de archivo de una frutería de El Corte Inglés. Foto cedida por la compañía.Imagen de archivo de una frutería de El Corte Inglés. Foto cedida por la compañía.

Tanto es así que hoy son mayoría las cadenas de distribución que incluyen en su lineal productos de marca blanca de categoría premium, incluso con sellos distintivos que los diferencian. “Nos encontramos ante un cliente que ahora hace una mezcla, muy polarizado. Lo mismo te compra macarrones de treinta céntimos que unas anchoas de ocho euros en una misma cesta de la compra”, explica a Efeagro fuentes de una compañía de distribución, que atribuyen este cambio a las nuevas tendencias de consumo. “La incorporación de productos premium se debe a una tendencia del mercado, que reclama productos más especiales en los que se tiene en cuenta el diseño, el origen y el sabor, sin hacer diferencias entre marca blanca o de fabricante”, argumentan desde otra de estas empresas.

Más empresas con más referencias

No sólo cada vez son más las cadenas que lanzan una nueva línea “selecta” dentro de su marca blanca, sino que incluso las que ya la tienen incrementan el número de referencias.Sin embargo, y aunque es una tendencia generalizada, el líder del sector, Mercadona -cuya receta del éxito se ha basado, precisamente, en su propia enseña-, se mantiene al margen.

La última en incorporarse a esta moda ha sido la cooperativa andaluza Covirán, que en julio comunicó su intención de acercarse “a la despensa de los paladares” más exigentes con una nueva “gama de productos de marca propia premium, llamada Exquisitè, que ha ido introduciendo poco a poco a lo largo de los últimos meses. Jamón serrano gran reserva, espárragos “delicatessen” con Denominación de Origen son sólo algunas de las novedades. Aunque el coste de este tipo de productos es mayor que los “básicos”, el objetivo de las compañías es trasladar al consumidor la sensación de que adquiere algo más exclusivo, con la mejor relación calidad-precio posible.

Estrategia similar utiliza desde finales de 2014 el grupo de distribución DIA, que lanzó su gama Delicious con cerca de 70 referencias para completar su surtido con su propia marca. En su caso ofrece desde chocolates hasta conservas, pasando por pastas, arroces, mermeladas, galletas e incluso congelados.

La germana Lidl -en las que en torno al 80 % de los productos que vende son de su propia marca- dispone de una línea de productos “premium” bajo la firma “Deluxe”, aunque con una peculiaridad: los lanza exclusivamente en la época de Navidad y de Pascua. Para esas fechas ofrece navajas, gambón, gambas y carabineros, pavo relleno o sopa de bogavante, sólo por citar algunos. El caso de Lidl es especialmente paradigmático, ya que tuvo al chef Sergi Arola (dos estrellas Michelin) para promocionar su apuesta.

Sergi Arola durante el 'showcooking' con productos de Lidl. Foto: cedida por la compañía.

Sergi Arola durante el ‘showcooking’ con productos de Lidl. Foto: cedida por la compañía.

Uno de los pioneros en abrir mercado en este área fue El Corte Inglés, que creó su marca propia “El Club del Gourmet” para distinguir con su sello una serie de artículos que actualmente abarca desde el vino hasta sales o frutas deshidratadas. Otro con experiencia en este campo es Alcampo, que ya en 2009 comenzó a comercializar alimentos “selectos”; bajo la llamativa onomatopeya “Mmm!”, el grupo francés vende un nutrido surtido que incluye desde pasta seca, turrones de Jijona a lenteja de la Armuña.

Su compatriota Carrefour no se queda atrás y cuenta ya con más de un centenar de productos “gourmet” -tanto nacionales como extranjeros- agrupados bajo la enseña “Selección”. Con el negro como color “corporativo” para ser distinguido en el lineal, distribuye en esta gama aperitivos, aliños y condimentos, además de productos frescos. A esta línea suma otra, “De nuestra tierra”, centrada en alimentos locales: fabada asturiana, pimientos de piquillo o el bonito del norte son sólo algunos ejemplos.

Más a escala regional, Eroski mantiene una decidida apuesta por esta clase de productos, que extiende incluso a artículos de repostería y carnicería

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos