GASTRONOMÍA RESTAURACIÓN

La madre de los Roca, una vida entre fogones recompensada con el Lola Torres

Montsaerr Fontanet recibe en Santiago de Compostela el galardón que otorga la Fundación Amigos de Galicia

play La madre de los Roca, Montserrat Fonante, junto a sus hijos Joan (c) y Josep. EFE/Archivo. Robin TownsendLa madre de los Roca, Montserrat Fonante, junto a sus hijos Joan (c) y Josep. EFE/Archivo. Robin Townsend

La pasión por la cocina y la búsqueda de un oficio con el que mantener a sus tres hijos hizo que la cocinera Montserrat Fontanet, ha recibido en Santiago de Compostela el Premio Nacional de Gastronomía Tradicional “Lola Torres”, abriera hace 47 años, en Girona, el restaurante Can Roca. 

Las ganas, el cariño y el sacrificio le han valido a esta restauradora catalana para hacerse con este galardón que otorga la Fundación Amigos de Galicia; además de recibir la distinción de Huésped Ilustre que le ha entregado hoy el Ayuntamiento de O Grove (Pontevedra). 

La distinguida cocinera ha confesado a EFE la “gran sorpresa” y el “privilegio” que para ella supone este premio, un reconocimiento que no se “imaginaba” porque son sus hijos “quienes tiene el nombre” y non ella. Fontanet es madre de Joan, Josep y Jordi Roca, los propietarios de “El Celler de Can Roca”, considerado el mejor restaurante del mundo.

Trabajo activo con 77 años

“No hay palabras” para expresar lo que significa un título como el de mejor restaurante del mundo, un reconocimiento que toda su familia ha disfrutado enormemente durante este último año y ante el que se muestran muy agradecidos, ha explicado Fontanet.

A sus 77 años sigue trabajando de forma activa en su restaurante de “cocina tradicional catalana de toda la vida” porque, asegura que “difícilmente podría dejarlo” y además le gusta estar. La cocinera catalana, que ya ha visitado Galicia en tres ocasiones, ha remarcado su admiración por la gastronomía gallega, y ha destacado la calidad de “los mariscos, las patatas y el pan”.  Aunque “todo es bueno” para ella en Galicia.

Fontanet ha animado a quienes “tengan ganas de ser cocineros y les guste” a que luchen por una profesión que califica como “muy sacrificada”. A su entender, la clave del éxito está en “cocinar bien, con cariño” y en “hablar y ofrecer un buen trato a la gente”.

Esta mujer se considera “muy afortunada” porque “enseguida” tuvo mucha clientela fiel en el restaurante que fundó en 1967 junto a su marido y su suegro; un saber hacer que se ha visto recompensado con el premio gastronómico “Lola Torres”, “el más especial” de su carrera.

Publicado en: Gastronomía
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.