La prohibición de cortar aletas

La CE reconoce el coste para la flota española de las leyes sobre tiburones

La Comisión Europea (CE) ha admitido, en un informe, que las restricciones han supuesto gastos extra para la flota, tal y como argumentó España. Bruselas intentará que la prohibición de cortar las aletas a bordo se aplique también fuera de las aguas comunitarias.

Cepesca pide a Exteriores apoyo ante el veto de navieras al transporte de tiburones.EFE/Hotli SimanjuntakCepesca pide a Exteriores apoyo ante el veto de navieras al transporte de tiburones.EFE/Hotli Simanjuntak

Bruselas ha publicado un informe sobre la regulación que prohíbe a los barcos de la Unión Europea (UE) el corte de aletas de tiburones a bordo y les obliga a descargar el animal entero en el puerto.

El objetivo de la normativa (de 2013) fue evitar el cercenamiento o “finning”, que consiste en conservar a bordo la aleta -por su alto valor comercial- y tirar el resto del escualo al mar, una práctica que sí efectúan flotas de otros países fuera de las aguas comunitarias.

La CE ha admitido que las restricciones a la pesca de tiburones han supuesto un “coste económico” para los buques españoles, y ha asegurado que actuará para que se extiendan internacionalmente, de forma que los barcos comunitarios y no comunitarios tengan las mismas reglas de juego.

Argumentos españoles

España expuso a la CE que la restricción provocaría gastos económicos a sus barcos palangreros, que se dedican a la captura de tiburones -como el cazón o la tintorera-, y que tradicionalmente han aprovechado todo el animal, aleta y cuerpo.

España expuso a Bruselas que la ley tendría un coste comprendido entre los  18.000 y 40.000 euros por barco.

En sus informes, el Gobierno español señaló que la ley tendría un coste comprendido entre los 18.000 y 40.000 euros por embarcación, por cuestiones como la reducción de la capacidad de almacenamiento en bodega o el manipulado de las canales.

La CE ha manifestado que la flota “puede proseguir sus actividades con márgenes de beneficios”, si bien ha señalado que “en el caso de los segmentos que ya registran pérdidas, los costes de adaptación pueden agravar sus dificultades financieras”.

El Ejecutivo comunitario ha asegurado también que “se hace cargo” de los temores sobre las complicaciones relacionadas con la manipulación de las canales y las posibles “consecuencias económicas”.

El veto afecta a la pesca gallega. Puerto de Vigo. EFE/SALVADOR SAS

La CE admite que las restricciones a la pesca de tiburones tiene costes para la flota española. Puerto de Vigo. EFE/SALVADOR SAS

Bruselas “seguirá supervisando la situación y sus consecuencias económicas”, según el informe, en el que el Ejecutivo comunitario ha apuntado que el Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (Femp), que financia las ayudas al sector, podría contribuir a “solucionar” esos costes para la flota.

No obstante, la CE ha insistido en la validez de la prohibición y ha abogado por promover a escala internacional políticas que impongan “el desembarque de tiburones con sus aletas intactas”, para propiciar que todos los pescadores (los comunitarios y no comunitarios) faenen en igualdad de condiciones.

Los armadores españoles han manifestado reiteradamente que el veto al corte de aletas les pone en una situación de desigualdad respecto a otros países y por ello han pedido que, si continúa la restricción, se imponga en todos los caladeros mundiales.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Pesca
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.