ALIMENTACIÓN MARCAS

Inversiones en la industria alimentaria para hacer frente a la España vaciada

La industria alimentaria debe mantener, con ayuda de los poderes públicos, sus inversiones en la España rural para evitar el despoblamiento y lograr más sostenibilidad, han coincidido los participantes de un foro de Promarca.

Una industria cárnica de ovino en Zamora. Efeagro/Mariam A. MontesinosUna industria cárnica de ovino en Zamora. Efeagro/Mariam A. Montesinos

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha destacado en la mesa redonda “Impulso de las marcas por la España vaciada” la importancia de tener industrias que generen riqueza en las zonas rurales para afrontar el reto demográfico.

Miranda ha resaltado el necesario apoyo a las inversiones en favor de la digitalización y la innovación en el sector agroalimentario, que es capaz de dar oportunidades a los jóvenes para que lo vean como un medio de vida.

A su juicio, el plan de recuperación financiado con fondos europeos, que incluirá partidas para las actividades primarias y otros sectores vinculados como la industria, constituye “un punto de inflexión” para superar la crisis del coronavirus.

Un factor determinante para canalizar las ayudas será la “capacidad de presentar y madurar proyectos“, algo que la industria alimentaria es capaz de hacer, según Miranda.

El secretario general ha recordado que dicha industria es el segundo sector exportador de España y hace falta mantenerla porque “cuando desaparece, lo difícil es volver a recuperarla”.

Empleadas en la línea de control de calidad de una cooperativa de tomate cherry. Efeagro/Miguel Paquet

Empleadas en la línea de control de calidad de una cooperativa de tomate cherry. Efeagro/Miguel Paquet

El director general de la Industria alimentaria, José Miguel Herrero, también ha participado en el acto con un llamamiento para crear valor a lo largo de la cadena alimentaria y recuperar el valor de los alimentos en un país que es una “potencia” produciéndolos.

Herrero ha animado a la industria alimentaria a continuar “enlazando con el territorio rural” y con las personas que viven en él “sin perder fuerza”.

El presidente de Promarca, Ignacio Larracoechea, ha lamentado que la innovación esté descendiendo en España y perdiendo valor en algunos eslabones de la cadena, problemas que ha instado a “arreglar”.

El representante de la asociación de fabricantes de más de 1.200 marcas de gran consumo ha recalcado que las industrias agroalimentarias en las zonas rurales ayudan a mejorar la calidad de vida de los empleados, con unos precios “más razonables”, un “entorno familiar y un tesoro artístico que merece la pena conservar”.

Es posible frenar la despoblación y dotar de capacidad productiva y competitiva a la España rural, según Jordi Alberich, vicepresidente y coordinador del Centro de Estudios Estratégicos de la patronal catalana Foment del Treball, que ha insistido en la importancia para el desarrollo rural de la digitalización y la transición verde contemplados en los fondos europeos.

En su opinión, combinar buenas políticas públicas con ambición empresarial es una buena manera de lograr tales objetivos y, en el momento actual, las grandes marcas son “insustituibles” al encarnar proyectos a largo plazo para la creación de valor sostenible.

Multinacionales en zonas rurales

El alcalde de la localidad de Herrera del Duque (Badajoz), Saturnino Alcázar, ha puesto como ejemplo los esfuerzos por agilizar la tramitación de los expedientes y la eliminación de trámites burocráticos en Extremadura con vistas a ayudar a los inversores.

En esa zona tiene una planta embotelladora de agua la multinacional Nestlé, que también cuenta con una fábrica para hacer salsa de tomate en Miajadas (Cáceres) y otras para la obtención de leche en Galicia, Asturias y Cantabria.

Su director de Relaciones Institucionales en España, Alberto Vega, ha explicado que los programas de formación al personal, los proyectos de investigación para mejorar la sostenibilidad ambiental y los microcréditos que facilitan a los productores en esos lugares se quedan allí y permiten a comarcas enteras beneficiarse de sus resultados.

La secretaria general para el sur de Europa de Danone, Natalia Berenguer, ha destacado que generan 2.300 empleos en el ámbito rural y proporcionan a los ganaderos “seguridad, formación y herramientas para dar respuesta a lo que exigen el consumidor y el planeta” con el fin de que puedan transmitir ese valor de generación en generación.

El director general de Campofrío para el sur de Europa, Paulo Soares, ha afirmado que todos sus proveedores y la mitad de sus fábricas en España están ubicadas en las áreas rurales, donde están apostando por la modernización y la innovación.

Para reequilibrar las relaciones entre el campo y la ciudad, ha considerado necesario que las marcas pequeñas y medianas sigan invirtiendo, con especial atención a la formación de jóvenes y mujeres.

Por parte de ElPozo, que desde Murcia se expandió a otras comunidades, su director general, Rafael Fuertes, ha coincidido en el reto que supone “industrializar el campo de forma sostenible” sin cambiar el ecosistema, con prácticas que pasan por la gestión del agua y los residuos, y la reducción de emisiones de dióxido de carbono, entre otros aspectos.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Industria
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos