ALIMENTACIÓN INNOVACIÓN

La inversión en empresas emergentes de alimentación se triplicó en 2021 en España

Las empresas emergentes o «start ups» españolas dedicadas a la alimentación en España atrajeron en 2021 el triple de inversión que el año anterior, hasta un total de 695 millones de euros, según ICEX España Exportación e Inversiones.

Un repartidor de Glovo circula con su bicicleta por Alcalá de Henares (Madrid). Efeagro/Fernando VillarUn repartidor de Glovo circula con su bicicleta por Alcalá de Henares (Madrid). Efeagro/Fernando Villar

El segundo informe anual sobre «Foodtech» refleja que el crecimiento de la inversión en estas empresas tecnológicas fue del 220 % respecto a 2020 y del 101 % en comparación con 2019.

El mayor volumen de fondos del año pasado se explica sobre todo por la captación de 450 millones de euros por parte de la plataforma de reparto a domicilio Glovo, aunque también se debe a la inversión en proteínas alternativas a las de origen animal y a la digitalización en la agricultura.

La fundadora de la aceleradora Eatable Adventures, Mila Valcárcel, ha destacado en la presentación cómo la mejora de la madurez de las «start ups» españolas ha hecho que las rondas de financiación sean cada vez más elevadas y los inversores se vean más atraídos por empresas de alto componente tecnológico.

Detalle de una hamburguesa elaborada con soja, otras legumbres y un 30 % de carne animal. Efeagro/Javier Etxezarreta

Detalle de una hamburguesa elaborada con soja, otras legumbres y un 30 % de carne animal. Efeagro/Javier Etxezarreta

Además de Glovo, destacaron en 2021 la empresa de carne cultivada BioTech Foods, que recibió 36 millones de euros tras ser adquirida por el gigante cárnico JBS; Heura Foods, que mantuvo su expansión internacional y atrajo 16 millones; y Biome Makers y Crowdfarming, centradas en digitalización y financiadas el año pasado con 15 millones cada una.

El perfil de las «start ups»

De las 407 empresas emergentes de alimentación que existen en España, un 30 % ha generado propiedad intelectual a través de patentes, según el estudio, que señala que un 32 % trabaja en biotecnología; un 28 %, en inteligencia artificial; y un 24 %, en aprendizaje automático.

Valcárcel ha precisado, además, que un 24 % de esas compañías están desarrollando nuevos ingredientes; un 22 %, nuevos modelos directos al consumidor; y un 12 %, herramientas de digitalización en el campo con el fin de impulsar la competitividad española.

«En toda la cadena de valor surgen cada vez más ‘start ups’ en ‘agritech’; en la transformación y producción de alimentos; y en toda la parte de logística, distribución y ‘retail'», ha sostenido la responsable.

Asimismo, ha resaltado la colaboración que existe entre empresas, centros de investigación, asociaciones, incubadoras y gobiernos para el desarrollo de iniciativas, lo que está labrando la reputación de España como «potencia» en ese sector tecnológico y aumentando el interés de los inversores internacionales.

Valcárcel ha enumerado algunos aspectos claves del caso español: el desarrollo de proteínas alternativas y de ingredientes más saludables, la mejora de la sostenibilidad del sector agroalimentario, la transparencia y trazabilidad de la cadena de valor, la conexión entre las tecnologías en alimentación y la gastronomía, y la reinvención de la restauración colectiva.

En busca de internacionalización

La consejera delegada de ICEX, María Peña, ha afirmado que el «foodtech» es protagonista de sus programas de inversión con vistas a hacerlo más competitivo en el mercado internacional, con acciones dirigidas a países como Países Bajos, Reino Unido, Israel o Singapur.

Una de las empresas que está apoyando «start ups» a través de su incubadora Mylkcubator es Pascual, cuyo director de Innovación, Gabriel Torres, ha apuntado que se está imponiendo una «economía colaborativa» que busca emprender, innovar y generar conocimientos que permitan construir nuevos negocios de exportación.

Nueva Pescanova está desarrollando el cultivo de pulpos dentro de su estrategia de sostenibilidad para garantizar el cuidado del mar, además de trabajar con IBM en una plataforma de trazabilidad y estar en conversaciones con Microsoft para automatizar el funcionamiento de las piscifactorías, ha asegurado su consejero delegado, Ignacio González.

La directora de Marketing e Innovación del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), Estefanía Erro, ha justificado la actual «revolución tecnológica» como una «oportunidad de futuro complementaria» al sistema tradicional, debido a la necesidad de resolver retos sociales como alimentar a una población creciente, proteger el medioambiente y garantizar la nutrición.

La asociada del fondo de inversión Five Seasons Saskia Hoebée ha resaltado las «fuertes» redes de cooperación entre actores que forman el ecosistema tecnológico y alimentario en España, que está «creciendo muy rápido», aunque ha observado dinámicas demasiado «regionales y locales», al igual que un desarrollo todavía incipiente del segmento de nuevos productos en el mercado.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…